Productos novedosos

La Bolsa española recibe mañana una nueva modalidad de warrants: inline warrants

Mañana comienzan a negociarse en el mercado bursátil las primeras 12 emisiones de Inline Warrants de Société Générale que tienen como activo subyacente el índice Ibex 35.

Los inLine warrants modifican por completo la inversión tradicional en warrants. Con este producto, los inversores ganan conforme pasa el tiempo y cuando baja la volatilidad, justo al contrario de lo que ocurre con los warrants clásicos y con los Turbos. Esto significa que, no sólo se podrán utilizar Warrants cuando haya una marcada tendencia alcista o bajista, sino también cuando los mercados definan un movimiento lateral, dentro de un rango más o menos amplio.

Según explica la entidad, son numerosas las ventajas de estos productos. Por un lado la liquidez ya que Société Générale se compromete a enviar posiciones de compra y venta en tiempo real durante toda la sesión bursátil, como ya hace con los warrants clásicos y los ETFs de Lyxor AM. Se pueden contratar como cualquier acción del mercado español.

En segundo lugar, señalan que es un producto sencillo ya que su rentabilidad a vencimiento y el riesgo asumido por el inversor son de fácil entendimiento. Los inLine pagan 10 euros si el Ibex no traspasa los límites fijados en la fecha de emisión. En caso contrario, vencen sin derecho a liquidación.

En tercer lugar, son transparentes. Están regulados por la CNMV y supervisados por la Sociedad de Bolsas, lo que hace que su grado de transparencia sea superior al de otros productos similares pero negociados bajo formato OTC2.

Los primeros inlines tendrán como subyacente al Ibex 35. Sin embargo, esta oferta irá aumentando. "La gama de subyacentes de inLine warrants se irá ampliando en función de la aceptación de los emitidos sobre el Ibex-35", asegura Adrián Juliá, director de Productos Cotizados de SG CIB España.

Durante 2009 y hasta el día de hoy se han admitido en la Bolsa española 2.934 emisiones de warrants.