_
_
_
_
Remodelación del Gobierno - Los nuevos miembros

El área sanitaria asume el desarrollo de la Dependencia

La decidida apuesta de Zapatero por colocar al frente de la cartera de Sanidad a Bernat Soria, un investigador científico con un perfil claramente técnico, sólo ha durado 20 meses. Su sucesora, Trinidad Jiménez, es por el contrario un claro caso de personaje político con gran peso en el aparato del partido. La licenciada en Derecho deberá, además, hacerse cargo del área de asuntos sociales, y defender la aplicación de la controvertida ley de dependencia.

Quizás por eso, distintos colectivos y sindicatos del sector no tardaron en mostrar su preocupación por la nueva gestión de la sanidad. Desde el colegio de farmacéuticos pidieron a Jiménez que se 'asesore adecuadamente' para ejercer su labor 'tan bien' como lo hiciera su predecesor.

La explicación que dio ayer el presidente del Gobierno es que ha escogido a Jiménez como ministra de Sanidad y Políticas Sociales 'por su especial sensibilidad social', y su 'capacidad política'. La nueva titular de Sanidad tendrá que recurrir las virtudes que le atribuye Zapatero habida cuenta de su inexperiencia en el campo que le ha asignado.

Esta malagueña, que cumplirá en junio 47 años, ha estado fuertemente vinculada al PSOE desde que ingresó en el partido en 1984. Su labor ha estado ligada a las relaciones internacionales, ámbito desde el que llega a Sanidad, ya que hasta ahora ocupaba la Secretaría de Estado para Iberoamérica. Antes de eso, se disputó la alcaldía de Madrid con Alberto Ruiz-Gallardón, quién resultó vencedor, en 2003. La inclusión de Jiménez, al igual que la de Manuel Chaves o José Blanco, cumplen el objetivo de Zapatero de otorgar un mayor peso político al nuevo Ejecutivo.

Las principales tareas con las que se encontrará Jiménez le exigirán lidiar intensamente con las comunidades autónomas, ya que, entre otras cosas, deberá cerrar el Pacto por la Sanidad en el que se incluirá una nueva cartera de prestaciones del Servicio Nacional de Salud en colaboración con las regiones.

Pero la misión más delicada de la nueva ministra será reconducir la implantación de la Ley de Dependencia, que es una de las normas estrellas de Zapatero y que en la actualidad cuenta con numerosos detractores en las comunidades. De hecho, las regiones incumplen sistemáticamente el sistema previsto en esta ley, porque la prestación económica por cuidado de familiares es la más utilizada por los servicios sociales autonómicos, cuando la ley indica que esta ayuda debe ser 'excepcional'.

La etapa Soria

Además, las regiones no especifican qué tipo de prestación dan en el 41% de los casos, algo en lo que Jiménez deberá poner orden.

Soria, el ministro saliente, conserva su acta de diputado, pero podría volver ahora al mundo de la investigación científica, donde destacó por su trabajo con células madre. Durante su gestión, entre otras medidas, ha incrementado la coordinación autonómica en materia sanitaria, ha impulsado el plan de salud bucodental gratuita para niños, y ha introducido la vacuna del papiloma humano.

Ficha: TRINIDAD JIMæpermil;NEZ. Ministra de Sanidad

Trinidad Jiménez García-Herrera 1962 (Málaga).- Trayectoria política: Licenciada en derecho y afiliada al PSOE desde 1984, compitió con Gallardón por la alcaldía madrileña en 2003. Tres años después fue nombrada secretaria de Estado para Iberoamérica.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_