G-20

Zapatero ve un entendimiento "fácil" con Obama que será "muy positivo para España"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, calificó hoy el entendimiento con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de "fácil", y estimó que será "muy positivo para España". "La primera impresión no puede ser mejor", dijo el líder del Ejecutivo, que ayer conversó en persona por primera vez con el mandatario norteamericano.

Zapatero dijo en una rueda de prensa durante la cumbre del G-20 que conversar con Obama durante varios momentos le ha permitido ratificar la impresión que tenía del presidente de Estados Unidos, de quien destacó su cercanía, capacidad de diálogo y voluntad de entendimiento.

"Creo que los Estados Unidos y el mundo en general estamos en un momento de gran esperanza", sostuvo Rodríguez Zapatero, que no escatimó elogios para el presidente norteaericano. "Sin duda es importante" la nueva etapa mundial que se abre con el inquilino de la Casa Blanca, consideró.

Sarkozy, sorprendido con los avances

Angela Merkel y Nicolas Sarkozy han valorado los acuerdos salido de la cumbre de forma muy positiva. "Se ha ido más allá de lo que hubiéramos imaginado" ha comentado el líder francés, que ha sido el primero en hablar con la prensa.

"Va más allá de lo que hubiéramos imaginado", admitió el mandatario galo, que en vísperas de la reunión había amenazado con levantarse de la silla si no se acordaban medidas concretas para regular el sistema financiero internacional. Sarkozy ha logrado uno de sus principales objetivos: la elaboración de una lista de paraísos fiscales.

En la rueda de prensa celebrada al término de la cumbre, subrayó, en primer lugar, que los Jefes de Estado y de Gobierno han decidido reformar "en profundidad" la organización financiera internacional, algo que "no se había hecho jamás hasta este punto desde los acuerdos de Bretton Woods en 1945".

"Nos hemos puesto de acuerdo en una estrategia de salida de la crisis económica mundial, la más grave de los últimos setenta años", continuó Sarkozy, quien no ocultó que hubo "tensiones" hasta "hace media hora".

El presidente francés rindió homenaje a la labor "honesta" del primer ministro británico, Gordon Brown, y a la postura del presidente norteamericano, Barack Obama, que le ayudó, dijo, a convencer a China para acordar la elaboración de una lista de paraísos fiscales, un asunto que fue objeto de un debate "fuerte", en palabras de Sarkozy.

Por otro lado, anunció que ha propuesto que se celebre una tercera reunión del G-20 coincidiendo con la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, iniciativa que ha sido aceptada, para evaluar el resultado de las medida operativas acordadas hoy.

Merkel: El acuerdo del G-20 es "una victoria para la cooperación global"

En una rueda de prensa al final de la reunión, Merkel destacó que el G-20 (veinte principales países industrializados y emergentes) consiguió un "buen compromiso", si bien admitió que el consenso se obtuvo tras "duras negociaciones".

Antes de la comparecencia de la canciller, el primer ministro británico, Gordon Brown, dijo que "en esta era global nuestra prosperidad es indivisible" y que "son necesarias soluciones globales a los problemas globales".