Cumbre G-20

Los líderes del G20 llegan a un acuerdo para superar la crisis global

Los líderes del G-20 han tomado la primera medida para intentar salir de la crisis económica. Según un borrador, los dirigentes tienen pensado aprobar la creación de una agencia de supervisión de los 'hedge funds' y de regulación del sistema y un aumento de los recursos disponibles del FMI de 500.000 millones de dólares.

"Este es el día en que el mundo se unió para luchar conjuntamente contra la recesión global", dijo Brown en una intervención ante la prensa en el cierre de la cumbre del G-20 en Londres.

El acuerdo se alcanzó tras duras negociaciones entre quienes daban prioridad a la regulación del sistema financiero internacional y los que abogaban por estímulos fiscales para impulsar la economía. El primer ministro británico aseguró que el G-20 lanza un mensaje claro de que, en esta era global, "son necesarias soluciones globales a los problemas globales".

Brown dijo que "el consenso de Washington está superado" y que ha llegado "un nuevo consenso", en el que el comercio mundial debe convertirse "en un motor del crecimiento". Los jefes de Estado y de Gobierno acordaron una reforma del sistema financiero global, incluidos los hedge funds, el control de las agencias de calificación de riesgo y el establecimiento de un sistema internacional contable más claro.

"El secreto bancario es una cosa del pasado", subrayó Brown, quien añadió que es necesario "limpiar los bancos" para restablecer las líneas crediticias a empresas y ciudadanos, y que también habrá nuevas reglas sobre los bonos de los directivos bancarios.

En su intervención, el mandatario declaró que hoy es "el día que el mundo se unió, no con palabras, sino con un plan de recuperación y un claro calendario", pese a la división con la que había arrancado esta misma mañana debido a las diferencias entre el eje franco-alemán, que denunciaba la falta de compromisos concretos para incrementar la supervisión financiera, y las exigencias de Estados Unidos de aprobar nuevos planes de estímulo, frente a la reticencias de la mayoría de los países europeos.

Entre las medidas concretas, el G-20 comprometió 1 billón de dólares (743.000 millones de euros al cambio actual) para los organismos financieros multilaterales con el objetivo de ayudar a los países con problemas. El Fondo Monetario Internacional (FMI) triplicará sus recursos y recibirá 500.000 millones de dólares adicionales a los 250.000 millones ya comprometidos para este organismo, y habrá otros fondos para el Banco Mundial (BM)y el Foro de Estabilidad Financiera.

Los líderes políticos del G-20, grupo que representa al 85% de la economía mundial y a dos tercios de la población del mundo, acordaron además medidas concretas contra el proteccionismo y decidieron establecer sanciones contra los paraísos fiscales.

Combatir los paraísos fiscales

El primer anuncio de este mediodía que hizo Gordon Brown fue un acuerdo para atacar los paraísos fiscales que conllevará que "la era del secretismo bancario llegue a su fin" y se mostró convencido de que la reunión concluirá con un acuerdo global debido al "interés compartido" en la "necesidad de unirse" para superar la crisis financiera.

En declaraciones a los medios, el titular del Tesoro británico, Alistair Darling, habló esta mañana de un pacto global. Así, después de que tanto el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, como la canciller alemana, Angela Merkel, exigiesen un armazón "inmediato" de supervisión internacional, Darling explicó que "todo el mundo está de acuerdo en la necesidad de contar con una normativa más dura".

Con todo, el ministro del Tesoro aclaró que la de hoy es una "parte del proceso" que implicará seguir negociando para dar como resultado un sistema que garantice la reedición de un colapso financiero como el que actualmente asola a las economías de todo el planeta.

Flanqueado por el presidente estadounidense, Barack Obama, y su ministro de Economía, Alistair Darling, Brown declaró que esta es "una oportunidad" para que los países busquen conjuntamente "la manera de reconstruir nuestra economía global" y para que constaten que "los problemas globales necesitan de soluciones globales".

No hubo acuerdo sobre nuevos estímulos fiscales para impulsar la economía, tras las distintas posiciones expresados por EE UU y los países de la Europa continental, especialmente Francia y Alemania. Este apartado se quedó en una referencia a "hacer todo lo que sea necesario" para recuperar las economías del planeta.

Más poder para cuatro organismos, según Le Monde

Los líderes del G-20 pedirán hoy más medios y más poderes para cuatro organismos internacionales a los que identifican como pilares básicos para salir de la crisis, según el borrador de las conclusiones de la cumbre que adelanta el diario francés "Le Monde" en su página web. Esos organismos son el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), el Foro de Estabilidad Financiera (FSF) y la Organización Mundial de Comercio (OMC)

"Sus medios serán reforzados y sus poderes ampliados", según el diario vespertino, que añade que se tomarán las medidas necesarias para que los países emergentes estén representados en función de su peso económico en dichos organismos.

Para el FMI, entre otras cuestiones, los líderes mundiales propondrán 500.000 millones de dólares adicionales que le permitirán ejercer un nuevo papel de control de los desequilibrios macroeconómicos mundiales y apoyar más activamente a los países en dificultades.

El G-20 pedirá además que se acelere la discusión sobre el reparto de poder en ese organismo y que la reforma sobre los derechos de voto se cierre "de aquí a la primavera de 2011", añade el diario.

En cuanto al FSF, el borrador propone transformar esta institución en un Consejo de estabilidad financiera, con una estructura permanente, para convertirla en el "gendarme mundial de los mercados y las instituciones financieras".

El BM, según "Le Monde", deberá prestar más y, por lo tanto, será invitado, al igual que las demás entidades bancarias de desarrollo regional, a aumentar su capacidad de préstamos de 200.000 a 300.000 millones de dólares para el periodo 2009-2011.

Y para la OMC, el G20 instará a la organización al cierre del ciclo de la liberalización de Doha y a que vigile a los países que instauren nuevas barreras comerciales.

El periódico precisa que los jefes de Estado o de Gobierno anunciarán además una serie de medidas internacionales para reglamentar las remuneraciones y las primas de los banqueros y operadores de mercado.

Solbes dice que España trabaja para acercar posturas de EEUU y la UE

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, aseguró hoy durante la cumbre que España trabaja para acercar las posiciones de Estados Unidos y la Unión Europea en cuanto a los paraísos fiscales y la regulación financiera internacional.

"Partiendo de nuestra posición, que lógicamente es la europea, la idea fundamental ha sido intentar aproximarnos lo máximo posible, buscar puentes o llevar a cabo presentaciones que tomen en consideración las preocupaciones de Estados Unidos y las europeas", dijo el ministro en un breve encuentro con la prensa minutos antes de una sesión de trabajo.

Solbes reconoció que, a pesar de las tareas de los negociadores, todavía existen "elementos de diferente enfoque", que no "diferencias", entre ambos bloques sobre paraísos fiscales y el futuro de la regulación financiera, si bien se mostró convencido de que existe una clara voluntad por parte de todos los países que participan en el encuentro para llegar a un acuerdo.

El primer ministro británico, Gordon Brown, solicitó ayer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, su colaboración para contribuir a acercar las posiciones de ambos bloques sobre la regulación del sistema financiero internacional, en la que se abordan tanto los paraísos fiscales como los fondos de alto riesgo ('hedge funds') y los sistemas contables.

El ministro de Economía y Hacienda constató que "todo el mundo coincide en la necesidad de avanzar en esa dirección", aunque dijo desconocer "si se puede avanzar ya o hace falta más tiempo para definir los criterios de clarificación de los conceptos en base a los cuales esas modificaciones se lleven a cabo".

El encuentro ha arrancado hoy después de que el presidente francés, Nicolas Sarkozy, advirtiera ayer de que las reuniones preparatorias de la cumbre llevadas a cabo por los negociadores no han dado lugar a un compromiso satisfactorio, y agregara que la canciller alemana, Angela Merkel, comparte su punto de vista.

Manifestaciones

Al tiempo que los líderes del G20 llegaban el recinto ferial de ExCel (este de Londres) para participar en la cumbre, los primeros manifestantes se acercaron al lugar para tomar parte a lo largo del día en una protesta convocada por diversos grupos antisistema, de defensa de los derechos humanos y ecologistas.

La protesta, rodeada de fuertes medidas de seguridad, se suma a la manifestación del miércoles frente al Banco de Inglaterra contra el G20, que congregó a miles de personas y en la cual se produjeron altercados con la policía que se saldaron con unas 90 detenciones. Un manifestante murió en el transcurso de las protestas, al parecer por un ataque al corazón, aunque el suceso está siendo investigado por una comisión policial independiente.