Foro Nueva Economía

Caixanova revisará sus planes de expansión y podría cerrar oficinas

El presidente de Caixanova, Julio Fernández, reconoció hoy que la crisis hará que tengan que revisar sus planes de expansión como parte del ajuste de costes necesario y que incluso podrían cerrar algunas sucursales.

En su participación en el Foro de la Nueva Economía, Fernández señaló que reorganizar la red "es doloroso" pero que, dadas las circunstancias, es necesario recurrir a mecanismos como no abrir a todas las horas o incluso ver qué oficinas pueden necesitar medidas "más drásticas".

Asimismo, subrayó que la morosidad, la solvencia y la gestión de los márgenes son tres ejes centrales en los que deben centrar las cajas en este periodo de turbulencias. "Nos jugamos la vida en bajar la morosidad", reconoció, tras insistir en que las cajas deben centrarse ahora en los clientes rentables y gestionar todos los casos de morosidad de forma "inmediata".

El presidente de Caixanova apostó también por reorganizar la obra social durante la crisis, con proyectos más enfocados al desempleo y a reactivar el tejido empresarial.

Además, para salir cuanto antes de la crisis, consideró necesaria una acción concertada de administraciones públicas, reguladores, entidades y medios de comunicación.