Distribución

Wal-Mart reparte un 'bonus' de 1.460 millones entre sus empleados

En el pasado reciente, Wal-Mart ha sido una de las empresas más criticadas por sus prácticas laborales. Ahora, anuncia una medida contracorriente: repartirá 2.000 millones de dólares en bonus a sus empleados

Los empleados de Wal- Mart, la gran cadena comercial de descuento de EE UU, recibieron ayer una circular firmada por su consejero delegado, Mike Duke, con una buena noticia. A la vista de la buena evolución de la compañía en estos momentos de debilidad económica mundial, Wal-Mart va a repartir 2.000 millones de dólares (1.461 millones de euros) a sus empleados. La iniciativa de Duke contrasta con los despidos en otras empresas, los recortes de salarios y el acortamiento de la semana laboral para recortar costes.

De este capital, 933,6 millones se repartirá en forma de bonus y el resto en contribuciones a fondos de pensiones privados (conocidos como 401k), el plan de compra de acciones de empleados y descuentos en compras.

Duke, que apenas lleva seis semanas al frente de la firma, explicaba en su circular que mientras 'que los problemas económicos han forzado a otros a dar un paso atrás, nosotros damos un paso hacia adelante'. 'Creo que la clave de nuestro éxito ha sido como los empleados de cada área de la compañía han trabajado juntos para el propósito común'. Wal-Mart registró en el último trimestre del año pasado su mejor momento. El año pasado las ventas crecieron un 7,2% hasta alcanzar los 401.240 millones de dólares (293.174 millones de euros).

WAL-MART STORES, INC. 143,85 0,21%

En la nueva economía de la frugalidad que se ha instalado en EE UU, la oferta a bajos precios de Wal-Mart se ha impuesto a la de sus competidores. Su slogan Ahorre dinero, viva mejor está en total sintonía con los nuevos tiempos. La cadena ha llegado a rebajar hasta el precio de las medicinas y la parafarmacia en un país en el que los costes médicos están disparados. Ayer mismo se anunció un fuerte recorte de los precios de las gafas para niños.

En su página web, Wal-Mart dice que tiene dos millones de asociados en todo el mundo y 1,4 millones de ellos en EE UU. 'Asociados' es la palabra que se usa, sobre todo en el sector de ventas, para referirse a los vendedores y el resto de personal. El contenido de la circular afecta a 'los trabajadores por horas', que es como se suele considerar a los blue collars, y no al personal administrativo. Pese a todo, Duke no tiene tiempo para la complacencia y asegura que ahora, Wal-Mart necesita 'acelerar y ampliar todos nuestros esfuerzos'. Wal-Mart ha sido hasta hace unos años una de las compañías más criticadas en el panorama empresarial estadounidense por sus prácticas laborales y su agresiva política de expansión además de su pobre gestión medioambiental.

En particular, los bajos salarios y la insuficiente protección médica (en un país en el que no hay sanidad pública) fueron objeto de importantes campañas que tuvieron el deseado efecto puesto que se ha dado un giro fundamental en todos los puntos negros de la empresa.