Cumbre

Barroso admite que pueden hacer falta nuevas medidas aunque no por ahora

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, admitió hoy que, en el futuro, puede ser necesario adoptar en la Unión Europea (UE) más medidas de impulso fiscal, pero dejó claro que por ahora los Veintisiete deben concentrarse en aplicar las ya acordadas.

En declaraciones a los periodistas a su llegada al Consejo Europeo que hoy comienza en Bruselas, Durao Barroso destacó el "importante esfuerzo" que Europa se ha comprometido a hacer para reactivar la economía e insistió en que, en este momento, la prioridad debe ser su puesta en práctica. Aunque apuntó que, "si es necesario, tendremos que revisarlo en el futuro".

De cara a la reunión del G20 que se celebrará en Londres el 2 de abril, el presidente del Ejecutivo comunitario confió en que la UE sea capaz de acudir con una posición común, que contribuya a definir una respuesta global contra la crisis.

"No es una cuestión de dicotomía", recalcó, entre un nuevo estímulo a la economía -como reclama Estados Unidos- y avanzar en la revisión del sistema financiero.

Según Durao Barroso, "necesitamos ambos", tanto mejorar la regulación como aplicar "lo que hemos comprometido".

En la misma línea, el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt, reseñó que "Europa está haciendo todo lo que puede" para combatir la crisis, algo que está generando "enormes déficit en muchas economías".

Reinfeldt destacó que, a pesar de que algunos países tienen dificultades para poner en marcha medidas de estímulo, "todos están haciendo lo que pueden".

El político sueco hizo hincapié, además, en que el origen de los problemas actuales está en la crisis financiera, por lo que no se puede solucionar sólo con paquetes nacionales.