Crisis financiera

Los Simpsons, víctimas de las hipotecas 'subprime'

En el último episodio emitido, Los Simpsons, la familia amarilla más famosa de la televisión, han perdido su casa por impago de la hipoteca. La serie no se desvincula de la realidad y hace una parodia de la crisis de las hipotecas basura o subprime y del drama que viven actualmente miles de familias en este país.

Los Simpsons, la familia televisiva más famosa.
Los Simpsons, la familia televisiva más famosa.

En el episodio emitido el pasado domingo por la cadena Fox, Los Simpsons reciben una carta comunicándoles la revisión de su hipoteca a tipo variable un día después de haber celebrado una gigantesca fiesta de carnaval financiada con el segundo crédito sobre su casa.

En EE UU, es posible obtener un tipo de hipoteca llamada "home equity" y que permite al propietario acceder a la cantidad ya pagada al banco por su vivienda si necesita dinero en efectivo.

Esta práctica ha provocado que muchas personas utilizaran durante años su propiedad como "cajero automático" y, al igual que en el capítulo de los Simpson, la "fiesta" terminó y muchos acabaron debiendo al banco una cantidad superior a la solicitada inicialmente.

Como les ha ocurrido a millones de familias en EEUU, los Simpson descubren, además, que la revisión de tipos de su hipoteca dispara la cuota mensual hasta una cantidad astronómica e imposible de pagar...y acaban perdiendo la casa en una subasta pública.

Según datos del pasado enero, una de cada 274.399 viviendas -una de cada 466- fueron ejecutadas por los bancos en EEUU, un 18% más que el mismo mes de 2008.

En la serie de televisión, la casa de los Simpson acaba en manos de Ned Flanders, el mojigato vecino de Hommer Simpson, que compra la casa por 100.001 dólares (79.200 euros) y se la alquila a sus antiguos propietarios para no dejarles en la calle.