Estados Unidos

Bernanke: 'Nada me ha enfurecido más que AIG'

El líder de la Fed dice que la firma era como un 'hedge fund'.

Ben Bernanke, un hombre tranquilo que ha proyectado una imagen de templanza incluso durante esta dura crisis, admitió ayer, por primera vez, su frustración. 'Si hay un sólo episodio en estos 18 meses que me ha enfurecido más que cualquier otro es AIG'. Y si, parecía enfadado.

Apenas 24 horas antes, la Fed y el Tesoro habían aprobado ayudar por cuarta vez a una firma que según Bernanke aprovechó lagunas regulatorias, 'careció de supervisión para su división de productos financieros y era básicamente un hedge fund que se unió a una firma de seguros grande y estable'. Bernanke hizo estas declaraciones en una comisión del Senado donde supuestamente iba a hablar de las grandes cuentas del país.

Al final, su intervención giró en torno a la estabilización del sistema financiero, algo que según explicó es esencial. Sin ello, 'no habrá una recuperación económica sostenida', algo que también mantiene el Gobierno.

Bernanke explicó que debido al riesgo sistémico que presentaba AIG, una empresa que 'hizo apuestas irresponsables y ha registrado elevadísimas pérdidas' (61.700 millones de dólares, 49.083 millones de euros, en el último trimestre), no hemos tenido más elección que ayudar a la firma. 'AIG me hace sentirme incómodo pero su caída habría sido devastadora', enfatizó.

Bernanke dijo que aunque se ha avanzado mucho, el Gobierno necesitará seguir ayudando al sistema financiero y no descartó que se necesite más dinero que lo ya aprobado en el plan de ayuda a la banca (TARP) el pasado octubre. De momento, la Fed ha anunciado que el día 25 pondrá en marcha una herramienta, largamente esperada. Conocida como TALF, tiene como objetivo proveer liquidez en los mercados del crédito de la automoción, las tarjetas de crédito y la educación. Además, el Tesoro ha empezado a filtrar sus ideas sobre futuros fondo de inversión público-privado para comprar activos tóxicos. Los gestionaría el sector privado aunque el Estado participará con capital y tendrá rendimientos que dependerán de su evolución.

Bernanke dijo entender que los ciudadanos estén enfadados. 'Una vez que lo hagamos yo seré el primero que proponga medidas para evitar que esto se repita', explicó un responsable que minutos antes había dado alguna pista: ninguna entidad debería ser demasiado grande para caer y los productos que se consideren potencialmente desestabilizadores deben prohibirse.

Citigroup ayudará con su hipoteca a los parados

Citigroup ha lanzado una iniciativa para ayudar a los parados a pagar su hipoteca. El banco, que a resultas de la tercera y última intervención del Gobierno tiene un 36% de participación estatal, va a reducir temporalmente los pagos de las cuotas hipotecarias en una media de 500 dólares al mes a algunos de sus clientes que hayan perdido el trabajo y acumulen una mora de 60 días. La rebaja solo es para tres meses y solo cualifican para ella quienes tengan una hipoteca inferior a 417.500 dólares. El banco afirma que esto no es iniciativa del Gobierno sino suya.

Ayer, Bernanke dijo en su comparecencia que Citi está bajo 'tensión' pero está bien capitalizado, asimismo rechazó que en EE UU haya bancos zombies'