_
_
_
_
_
Mercados

Telefónica y la banca llevan al Ibex a la mayor subida de Europa

El Ibex disfrutó ayer de la mejor jornada en un mes y cerró sobre los 7.800 puntos, sostenido por los buenos resultados de Telefónica y el avance de los bancos, común a toda Europa. Los analistas se resisten, sin embargo, a creer que haya llegado el momento para un rebote.

Ha sido como un día de sol en Londres'. Así resumía ayer un operador la jornada bursátil, en la que el Ibex se anotó un alza del 3,99%, la mayor de Europa, y en la que los inversores obviaron las malas noticias y se concentraron en las buenas, en un intento por poner distancia respecto a los mínimos de las últimas jornadas. Telefónica fue la gran aliada, al presentar unos resultados anuales mejores de lo esperado y que fueron aplaudidos por el mercado con una ganancia del 5,87%. Esta subida fue el principal soporte para el repunte del Ibex, al que aportó 110 puntos de los 299,6 del alza de ayer, y también para el avance del Euro Stoxx, del 2,84%. Las ganancias del 6,5% de BBVA y del 6,4% de Santander terminaron de apuntalar la subida del selectivo español.

'Los resultados de Telefónica fortalecen la confianza de quienes han apostado por el sector y los valores defensivos', explica Iván Barbacid, analista de Barclays.

El mercado pasó por alto la advertencia de la propia Telefónica de que el futuro se presenta complicado y se aferró a las buenas nuevas del sector bancario, principal causante de los estragos bursátiles de las últimas semanas y meses. El Gobierno británico puso ayer en marcha un programa valorado en 500.000 millones de libras (unos 565.000 millones de euros) que permitirá garantizar los activos tóxicos de los bancos del Reino Unido y que provocó la euforia en Lloyds y Royal Bank of Scotland, con rebotes del 30,66% y el 25,54%. UBS también se sumó a la fiesta y ganó el 16,24%, tras anunciar el relevo de su consejero delegado. Así, la banca europea repuntó el 8,23% y puso en positivo al conjunto de los mercados europeos: el Ftse ganó el 1,73%; el Cac, el 1,78% y el Dax, el 2,51%.

Después de que esta misma semana el S&P, el índice de referencia bursátil por excelencia, cayera a niveles de hace 12 años, muchos inversores encontraron ayer el estímulo para comprar. 'El fundamento hay que buscarlo en el análisis técnico. Ya costaba entender quién seguía vendiendo. Y en España, ha sido determinante Telefónica, sus resultados van a seguir influyendo en los próximos días', resume Francesc Pau, analista de GVC Gaesco.

Ayer era fuerte la tentación de pensar que había llegado el esperado rebote, incluso el volumen de negocio podía dar un falso argumento para ello ya que se negociaron en el mercado 8.724,77 millones de euros, el mayor volumen desde el 19 de septiembre. Sin embargo, 5.832,96 millones de euros correspondieron a una operación de bloques sobre Unión Fenosa, por la que ACS hizo efectivo el traspaso a Gas Natural de su participación en la eléctrica. El alza del Ibex no estuvo respaldada por tanto por una fuerte entrada de dinero y en el diagnóstico de los analistas siguen pesando las malas noticias. De hecho, Wall Street no acompañó ayer a Europa en sus ganancias. El S&P cayó el 1,58%; el Dow Jones, el 1,22% y el Nasdaq, el 2,38%.

'Los datos macroeconómicos de Estados Unidos conocidos ayer han sido malos. Aún es prematuro pensar que se está creando un suelo para un rebote', opina Antonio Hormigos, de Venture Gestión. Las peticiones semanales de desempleo en EE UU fueron de 667.000, por encima de las 625.000 previstas. Y los pedidos de bienes duraderos descendieron en enero el 5,2%, lejos del 2,5% esperado. Además, General Motors anunció unas pérdidas en 2008 de 30.900 millones de dólares (24.190 millones de euros). 'La situación del sector industrial es preocupante y de ello depende que se recupere el empleo', explica Barbacid.

La opinión de los analistas

Carme Hortalá. GVC Gaesco. 'El hecho de que el entorno de los 7.400-7.500 haya resistido durante los envites bajistas hace pensar que hemos visto un posible suelo. Eso sí, en el caso de que se perforara a la baja, existe el riesgo de fuertes caídas adicionales, hasta los 7.000 o incluso 6.800 puntos en el caso del Ibex'. La firma considera que la subida de ayer tiene por tanto un claro fundamento técnico, a lo que se ha sumado el alza de Telefónica tras la publicación de resultados.Julián Coca. Inversis Banco. 'El rebote va a continuar. En España, los buenos resultados, especialmente los de Telefónica, han ayudado mucho, pero también hay margen de subida en el resto de Europa. En el S&P 500, hay posibilidad de que llegar a los 800 puntos en un primer momento y, después, a los 870. Si llega a este punto, el Ibex debería cotizar entre los 8.500 y los 8.700 puntos. Esta reacción no quiere decir que el riesgo haya pasado, aún se ciernen muchas incertidumbres'.Antonio Hormigos. Venture Gestión. 'No creemos que se esté formando un suelo fiable. Los datos macroeconómicos conocidos ayer en Estados Unidos han sido malos y en España, hay que fiarlo todo a Telefónica. Es difícil que se forme un suelo con una subida del 4%. Cuanto más suba la Bolsa de golpe, peor; es un movimiento más inestable. Es prematuro pensar que se dan las condiciones para un rally en los próximos meses y no es todavía el momento de comprar pensando que lo peor ha pasado'.Iván Barbacid. Barclays. 'El mercado intenta establecer un suelo y consolidar niveles, aunque técnicamente las estructuras siguen siendo bajistas. Hablar de rebote sería demasiado voluntarista, no hay síntoma de fortalezas y ¿cuántas veces se habló ya de rebote? Hay que seguir con atención al sector industrial, que no recibe tantas ayudas como la banca y acusa una fuerte competencia internacional. Su recuperación será definitiva para que se vuelva a crear empleo'.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_