_
_
_
_
_
Neumáticos

Pirelli cierra un año después de anunciar una nueva factoría

Pirelli busca una nueva actividad para parte de los 560 empleados de la factoría de neumáticos que cerrará a finales de este año. La multinacional italiana ha pasado en poco más de un año de anunciar la construcción de una nueva planta a desmantelar su presencia en España.

La factoría de cables de Vilanova i La Geltrú (Barcelona) fue la primera que Pirelli instaló fuera de Italia, en 1902. Más de 100 años después, esta actividad se mantiene, aunque pertenece al grupo Prysmian desde 2005. Pirelli instaló una segunda fábrica en España en 1925, dentro de la actividad de neumáticos. La planta de Manresa (Barcelona), que desde 2007 contaba con 1.000 empleados, cerrará a finales de este año, representando además el punto final a 75 años de historia de la multinacional italiana en España.

Los planes de Pirelli han variado en poco más de un año, pasando de comprometerse en la construcción de una nueva factoría en las afueras del casco urbano de Manresa a presentar un expediente de regulación y anunciar su posterior desmantelamiento. Pirelli pactó en enero pasado un expediente de regulación para 257 personas, que suponía indemnizaciones de 55 días por año con un máximo de 51 mensualidades y un centenar de prejubilaciones de empleados mayores de 57 años. Además, se abrió un periodo de bajas voluntarias. La empresa se comprometió a mantener estas condiciones en los próximos seis años si se presentaba otro ajuste laboral.

La situación parecía estabilizada, pero ayer y por sorpresa, la dirección de la filial española anunció a los representantes de los 560 empleados que quedan que la producción de neumáticos cesará a finales de este año, destacando que está trabajando con la Generalitat catalana para buscar proyectos alternativos para ocupar alrededor de 100 empleos. El resto de la plantilla tendrá las mismas condiciones de despido que en el referido expediente de hace un mes.

La compañía justificó en un comunicado la decisión, argumentando que la 'situación fuertemente negativa' del sector de automoción' y la 'sobrecapacidad productiva' han acelerado la determinación de cierre. Los sindicatos respondieron parando la actividad de la fábrica, aceptando sólo el mantenimiento de todos los puestos de trabajo.

De fabricar a reciclar y distribuir neumáticos

La compañía destacó en el comunicado emitido ayer que la búsqueda de otras actividades para la fábrica de Manresa (Barcelona) 'demuestra' su vinculación con la zona. Las alternativas pasan por dejar de fabricar neumáticos para realizar actividades ligadas con su reciclaje. Otras opciones son la comercialización de los mismos productos en las actuales instalaciones, convirtiendo la factoría en un centro logístico. La actividad también podría concretarse en otros negocios ligados al medio ambiente como la fabricación de placas fotovoltaicas y filtros antipartículas. La multinacional presentó hace 15 días su plan estratégico, que prevé reducir los costes de la división de neumáticos en 300 millones. Pirelli cerró 2008 con un beneficio operativo de 188 millones, lo que supuso una caída del 48,3% sobre el año anterior.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_