Bolsa de Nueva York

Wall Street cede un 6,2% en la semana, su mayor caída desde octubre

Los temores a nuevas nacionalizaciones de bancos han podido con los planes de rescate de Obama. La Bolsa de Nueva York cerró la semana en los 7,366 puntos tras caer un 6,2%, castigado por el sector bancario.

Semana para olvidar en los principales selectivos de Wall Street. El indicador Dow Jones cerró la semana con una pérdida del 6,2%, mientras que el S&P 500 cedió un 6,9%. Por su parte, el tecnológico Nasdaq restó un 6,1%.

La semana ha estado marcada por los planes de rescate de la Administración de Obama. El presidente de los EE UU firmó el plan de estímulo económico de 787.000 millones de dólares después de que consiguiera la aprobación de la Cámara y el Senado. Y además, anunció un proyecto de ayuda a las familias con problemas hipotecarios y a las entidades hipotecarias.

El sector bancario ha sido uno de los grandes protagonistas con los inversores preocupados por su solvencia y posibles nuevos rescates después de que tres bancos regionales fueran nacionalizados por el Tesoro de los Estados Unidos. Además, los rumores sobre una posible nacionalización de Citigroup castigaron duramente su acción, que sólo el viernes se dejó un 21,91%.

DOW JONES 30.967,82 -0,42%
NASDAQ 100 11.779,91 1,68%
S&P 500 3.831,39 0,16%

De ahí que la Casa Blanca se viera obligada a defender la banca privada como la mejor opción. "Dejenme ser lo más claro posible sobre los bancos", dijo el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs. "Esta administración continúa creyendo firmemente que un sistema de banca privada es la manera adecuada de seguir adelante, garantizando que están apropiadamente regulados por el Gobierno", señaló.

Al cierre de la semana, los títulos de Citigroup se desplomaron un 45,98%, seguidos de los de Bank of America, con un caída del 34,75%. Por su parte, JP Morgan cedió un 23,83% y American Express un 19,77%.

Un castigo que también alcanzó a General Electric, que cedió un 19,61% en la semana, por el peso de su división financiera en la compañía.

De capa caída continuaron también los fabricantes de coches, después de que esta semana General Motors y Ford dieran a conocer sus peticiones de ayuda a la Administración de Obama para evitar mayores despidos y cierres de plantas de producción. En la semana, General Motors perdió un 33,21% de su valor en Bolsa.

Hay esperanza en las tecnológicas

Frente a los números rojos del sector bancario, las compañías tecnológicas se salvaron de la quema gracias a la recomendación de "compra" sobre AT&T realizada por Goldman Sachs, que supuso una inyección de alegría en el sector. Las acciones de la compañía de telecomunicaciones cerraron la semana con una pérdida del 2,88%, mientras que las de Verizon restaron un 3,35%.

El único valor del Dow Jones que logró escapar de las pérdidas en la semana fue Wal Mart, que sumó un 3,99%.

En el terreno de las materias primeras, la caída de la renta variable favoreció la cotización de la onza de oro que logró, por primera vez en lo que va de año, superar la cota de los 1.000 dólares la onza.

Por su parte, el barril de Texas, de referencia en EE UU, finalizó la semana con un caída del 1,36% hasta los 38,94 dólares.