Encuentro digital

José Manuel Galindo: "Cuando se venda el stock de vivienda veremos la luz"

El presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima), José Manuel Galindo, considera que la actividad inmobiliaria comenzará a recuperarse cuando se abra de nuevo el grifo del crédito y se movilice el stock de viviendas. Galindo ha contestado hoy a las preguntas de los lectores en una entrevista digital en CincoDías.com.

El presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima), José Manuel Galindo
El presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima), José Manuel Galindo

El presidente de los promotores piensa que "para reactivar la actividad inmobiliaria sería necesario que el stock de viviendas terminadas y no vendidas se movilice". Para Galindo es "absolutamente ineficiente" desde el punto de vista económico que haya tantas casas vacías, sobre todo "si pueden ser utilizadas por familias que las necesitan vía propiedad o alquiler".

Para ello, según Galindo, "es necesario que funcione el crédito" y que llegue tanto a las empresas en general como a los particulares, en un contexto de recorte de los tipos de interés. "El mercado comenzará a normalizarse cuando, a través de la disponibilidad de crédito, comiencen a cerrarse operaciones de compraventa".

Es en ese punto cuando también se sabrá "con certeza" a qué precios se están vendiendo los pisos, ya que "por el momento todas las estimaciones de ajuste de precios son especulativas porque no existe un valor objetivo de un activo inmobiliario".

Además invita a las Administraciones Públicas a aprovechar el exceso de inmuebles para crear un mercado de alquiler "accesible a las familias". En cualquier caso, afirma que "estamos trabajando en propuestas y medidas que, con la colaboración de las entidades financieras y las administraciones, den utilidad a estas viviendas".

Equilibrio entre oferta y demanda

En opinión de Galindo "no tiene sentido seguir produciendo cuando hay un exceso de producto". Esto ha provocado "un ajuste acelerado de la actividad inmobiliaria". No obstante, explica que España requiere de entre 350.000 y 400.000 nuevas viviendas anuales para satisfacer las necesidades de esa misma cantidad de nuevos hogares que se crean cada año. De este modo, la caída de la demanda estos dos últimos años "implicará que los próximos años se tenga que dar cobertura a los hogares que no se han materializado, lo que permitirá ir absorbiendo el 'stock' y ajustar la oferta y la demanda".

"Sería deseable para todos que se equilibrara la producción de viviendas con la demanda real".

Pero el presidente de Asprima no cree que el sector de la construcción sea el único responsable crisis actual. "No podemos culpar a un sector -incluye no sólo la promoción residencial sino también la obra pública- que ha representado en los últimos años en torno a un 12% del PIB de toda la situación actual".

En este sentido, asegura que "de no haber existido la crisis financiera, se hubiese ciertamente ajustado el sector pero de una forma menos abrupta". Galindo recuerda que en los últimos años ha existido un crédito fácil y barato que permitió comprar a muchos ciudadanos, por lo que el nivel de endeudamiento alcanzado "ha sido excesivo".