_
_
_
_
_
Hacia un nuevo orden financiero

El Ibex cae a niveles de hace cinco años

Una nueva oleada de papel invadió los mercados mundiales, que perforaron en su mayoría los mínimos del año pasado: el Ibex está en niveles de agosto de 2004; el Euro Stoxx 50, de abril de 2003, y sólo en el S&P 500 aguantan los de noviembre del año pasado. El pánico a una recesión más larga de lo esperado propulsó las órdenes de venta en todas las Bolsas, con la banca como protagonista. Los expertos prevén que la pérdida de soportes técnicos cruciales desate nuevas caídas en los mercados.

La última esperanza para el Ibex son los 7.734 puntos, el mínimo intradía que tocó el pasado 23 de octubre y que se erige en el único soporte con capacidad para frenar los retrocesos, de acuerdo con los analistas técnicos. La oleada de ventas de ayer en los mercados internacionales llevó a perder al índice español un 2,87%, hasta concluir a 7.843,20 puntos. Para encontrar un cierre más bajo es necesario remontarse a agosto del año 2004.

'La situación es muy complicada y este cierre es el primer síntoma de que puede estar por llegar una corrección intensa. Si el Ibex es incapaz de recuperar terreno en las próximas sesiones, debería ir a buscar apoyo al entorno de los 7.000 puntos, su siguiente referencia', señala José Truzman, analista técnico de Ahorro Corporación.

El miedo a un agravamiento de la crisis financiera eclipsó todo lo demás: ni plan de rescate financiero ni de estímulo fiscal. Nada logró frenar ayer las órdenes de venta. Más bien al contrario, el índice manufacturero de Nueva York echó más leña al fuego tras marcar un nuevo mínimo histórico. Pero lo que acabó de dinamitar las Bolsas fue el comportamiento del S&P 500, incapaz de mantenerse por encima de su soporte de los 800 puntos ni siquiera en los primeros compases de la negociación. 'Habrá que ver cómo reacciona los próximas días, pero si los pierde de forma definitiva es muy posible que baje hasta los 730 ó 740 puntos, entorno que coincide con su mínimo de noviembre, en los 741 puntos', explica José Luis Cárpatos, de Serenitymarkets.com. Finalmente, retrocedió un 4,56%, hasta los 789,17 puntos, mientras que el Dow cedió un 3,79% y el Nasdaq, un 4,15%. Una muestra del pesimismo extremo corrió a cargo del petróleo: el Brent cayó más de un 5%, hasta 41,03 dólares.

La mayoría de los índices mundiales se sitúa en niveles críticos. El Euro Stoxx 50 cayó un 3,36%, hasta los 2.119,98 puntos, su cierre más bajo desde el mes de abril de 2003, mientras que el Dax alemán (-3,44%) y el Cac francés (-2,94%) se sitúan a un paso de sus mínimos anuales de cierre.

En España, nueve valores del Ibex, especialmente bancos, retrocedieron más de un 4%. Lo único positivo, dentro del desastre, fue el volumen de negocio: se movieron 2.490,86 millones, una escueta cantidad, aunque superior a la media de febrero, en 2.383 millones. Con todo, los expertos técnicos consideran probable que se vean nuevos mínimos: 'Nuestro escenario principal contempla que el Ibex pierda los 7.740 puntos y se abra un nuevo tramo bajista, hasta el entorno situado entre los 7.000 y los 7.200 puntos', explica Miguel Jaureguízar, de Noesis. 'No hay ningún atisbo de figura de vuelta: lo más probable es que continúen las caídas', sentencia Pepa Montes, de Banco Finantia Sofinloc.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_