Consejo de Ministros

El Gobierno flexibiliza las líneas de financiación del ICO para hacerlas más atractivas a la banca

El ejecutivo flexibilizará las líneas de crédito del Instituto de Crédito Oficial (ICO) para aumentar la financiación de la banca a las pequeñas y medianas empresas. El pasado lunes el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió con los máximos responsables de las entidades a mejorar las líneas del ICO. Además, el Gobierno amplía las facilidades para devolver los fondos a pymes y familias.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega
La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció hoy que el Ejecutivo elevará en 55 puntos básicos el margen de intermediación de las entidades financieras que recurran a las líneas de crédito del ICO de fomento empresarial, con el fin de dar más liquidez a los empresarios de pequeñas y medianas empresas.

Además de esta medida, el Gobierno ha acordado también que puedan traspasarse los fondos de las líneas ICO-Pyme e ICO-liquidez en función de las demanda de las mismas, y ampliará hasta 5 años el plazo máximo de devolución de los créditos de las pymes a través de la línea de moratoria de las pymes.

De la Vega dijo hoy que el Ejecutivo "entiende la cautela de los bancos" al conceder créditos, ya que es necesaria para mantener la solvencia del sistema financiero español, pero les pidió que sigan financiando la economía. Recordó que el Gobierno ha pedido a los bancos y cajas "un esfuerzo adicional" para atender la demanda del crédito y se mostró convencida de que lo harán.

De la Vega explicó que el Ejecutivo ha adoptado hoy las medidas acordadas el pasado lunes en la reunión que mantuvieron los banqueros con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para "eliminar los obstáculos" que impedían que el crédito circulase con "la eficacia que requiere la situación"

Sin querer entrar a valorar el debate que se ha producido en los últimos días sobre si los bancos han cerrado el grifo del crédito, la vicepresidenta primera aseguró que "la posición del Gobierno es muy clara" y añadió que, "si hablamos del uso de las palabras, las dos fundamentales son esfuerzo y responsabilidad".

"Esfuerzos" por parte del Ejecutivo

En ese sentido, aseguró que el Ejecutivo "está haciendo esfuerzos y está actuando responsablemente", como demuestran las medidas de flexibilización de las líneas de crédito del Instituto de Crédito Oficial (ICO) que se han tomado hoy mismo. "Los ciudadanos también están haciendo esfuerzos y estoy convencida de que los bancos también", dijo De la Vega.

"Estamos en un momento duro -explicó- y entendemos las cautelas de los bancos, pero se trata de un esfuerzo compartido con un único objetivo, que es la pronta recuperación de nuestra economía".

Precisamente ayer, el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, dijo que los bancos, y concretamente el suyo, no han dejado de dar créditos a la demanda "solvente", pero advirtió que conceder préstamos de forma "irresponsable" haría un "flaco favor" a la economía española.

Preguntada por si los bancos están siguiendo las recomendaciones del Gobierno, que considera que no es tiempo de grandes beneficios ni de altos salarios, De la Vega explicó que, de momento, el Ejecutivo está pidiendo a las entidades que actúen con responsabilidad y recordó que a ellas les corresponde tomar esta decisión.