_
_
_
_
_
æscaron;ltima

Un Gran Hermano que apaga las luces de las sucursales bancarias

Teldat implanta en 100 oficinas de Caja Granada un sistema que ahorra el 16% de electricidad

La idea inicial fue de Francisco Mochón Ávila, director de la oficina técnica de Caja Granada. La tecnología la pone la teleco española Teldat. La infraestructura de soporte es de Telefónica. La inversión, exigua para los beneficios que comporta, no supera 600.000 euros en su primera fase. El proyecto se ha bautizado con el nombre de Inmótica y está destinado a dotar a cada una de las 485 sucursales de la entidad financiera andaluza de un complejo sistema de sensores de temperatura y luminosidad, detectores de presencia, contadores de energía y software de programación.

Los equipos de inteligencia de red suministrados por Teldat procesan esta riada de datos del gasto de energía de cada sucursal y los transmiten a un centro de mando único donde se interpretan. Este proceso ocurre en un entorno tan simple y homologado como es la intranet de la Caja Granada. Francisco Mochón dice que el objetivo es ahorrar el 16% del consumo eléctrico en la red bancaria.

Inmótica se puso en marcha hace un año. La experiencia piloto en tres sucursales duró hasta septiembre y, desde entonces y hasta marzo próximo, se implanta en 100 oficinas. Después vendrá el resto. El concepto de vigilancia total y en tiempo real, propio de Gran Hermano, se ha llevado hasta sus últimas consecuencias. A través del sistema de comunicación interna de la caja andaluza, gestionado por Telefónica, y actuando desde un PC estándar, se puede llegar al extremo de encender, apagar o mitigar en tiempo real una lámpara, la calefacción, el aire acondicionado o la iluminación exterior de la sucursal que se elija entre cualquiera de las que la entidad tiene repartidas por el territorio español.

Sobre este concepto, el sistema tecnológico de Teldat permite programar para cada oficina un panel de comportamientos de gasto energético distintos, teniendo en cuenta circunstancias tan dispares como el calendario de fiestas locales, o la estadística de las temperaturas y la luminosidad de la zona en la que está localizada.

Un ejemplo de cómo actúa Inmótica para garantizar la eficiencia energética bancaria, lo tenemos en los sistemas de control sobre la calefacción y el aire acondicionado. Los equipos de Teldat analizan las necesidades de encendido del sistema de calefacción o aire acondicionado con mayor o menor antelación en cada jornada teniendo en cuenta si la oficina se encuentra ubicada una zona fría como Sierra Nevada o más cálida como el centro de Granada. A la hora de apagar, se tiene en cuenta la 'inercia térmica', con lo que se desactivarán los emisores de frío o calor de 60 a 90 minutos antes del cierre de la oficina. Para evitar el derroche de luz, los equipos de Teldat son capaces de adaptar el comportamiento de las luminarias a los días nubosos o soleados o a los cambios del horario solar.

Francisco Mochón señala que Caja Granada, Teldat y Telefónica, con este proyecto, han hecho suya la máxima de que en el futuro la mayor fuente de energía es promover la eficiencia en el gasto de este recurso escaso.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_