Aerolíneas

Un grupo de inversores catalanes cierra la compra del 80% de Spanair

Empresarios e instituciones catalanas cerraron hoy la compra de un 80,1% de Spanair en manos de Scandinavian Airlines (SAS), que conservará un 19,9% de la aerolínea y se hace cargo de la deuda anterior de la compañía, después de mes y medio de intensas negociaciones para pactar la compraventa.

La compra conlleva una ampliación de capital por importe de 100 millones de euros. En el accionariado de Iniciatives Empresarials Aeronàutiques -nueva sociedad creada para la operación- figuran Catalana d'Iniciatives, el Consorcio de Turismo de Barcelona, Fira de Barcelona, Volcat 2009, un grupo de empresarios hoteleros y del sector turístico catalán, y otros empresarios del resto de España, informó hoy Catalana d'Iniciatives en un comunicado.

El acuerdo de compra se alcanzó esta tarde, un día antes de que expirara el plazo fijado por ambas partes para alcanzar un acuerdo, y en las próximas semanas se configurará la composición accionarial definitiva.

Según Catalana d'Iniciatives, que ha pilotado la operación junto a Turismo de Barcelona, Spanair procederá a una ampliación de capital por un importe de 100 millones de euros y acometerá un plan de negocio centrado en el horizonte 2009-2011, con el objetivo de recuperar la rentabilidad de la compañía.

SAS, que hizo despegar a Spanair junto a Teinver (Grupo Marsans) en 1986, se mantiene en el capital con un paquete del 19,9% y se hará cargo de la deuda. Asimismo, SAS continuará como "socio industrial" mediante un plan de negocio acordado con los nuevos dueños, que nombrará el nuevo consejo de administración, presidente y primer ejecutivo de la compañía.

Spanair es la segunda aerolínea de vuelos regulares de España, con presencia en Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca. Integrada en Star Alliance, obtuvo un volumen de negocio de 1.000 millones de euros, unas pérdidas de unos 130 millones de euros y transportó 10 millones de pasajeros.

"Vemos en Spanair como una aerolínea que trabajará de forma competitiva para España y, particularmente por Barcelona", valoró hoy el consejero delegado de Star Alliance, Jaan Albrecht.

Apuesta por Barcelona

Los ejes del plan de negocio 2009-2011 anunciado hoy pasan por establecer Barcelona como "plataforma de crecimiento de futuro", aprovechando el potencial de la nueva T-1, la cancelación de las líneas deficitarias y una reducción de costes mejorando las operaciones y la oferta.

Según los nuevos dueños, la aerolínea a partir de ahora potenciará las rutas con fuertes demandas de pasajeros de negocios los días laborables y las rutas con clientes de ocio en fines de semana y vacaciones.

También prevé potenciar el triángulo Barcelona-Madrid-Palma de Mallorca para que se convierta en un triángulo dinámico y con expectativas, además de otros mercados como Canarias.

Spanair lleva varios meses aplicando un ERE para 775 trabajadores, así como un ajuste de su flota y una reducción de sus bases operativas.