Bolsa de Nueva York

Los malos datos macro cortan la racha alcista de Wall Street

Al igual que en las plazas europeas, los inversores norteamericanos optaron por conservar lo que tenían y recuperaron sus inversiones después tres sesiones de ganancias. El Dow Jones cedió un 2,7% y queda en los 8.149 puntos.

Jornada abocada a la retirada. Los malos datos macroeconómicos unidos a las subidas de los tres días anteriores sirvieron de excusa a los inversores para castigar a los índices que cerraron la sesión con importantes pérdidas. El Standard and Poors 500 cayó un 3,24% y se situó en los 845 puntos, mientras el tecnológico Nasdaq se depreció un 3,31% hasta los 1.507 puntos.

En una sesión cargada de datos macroeconómicos, ninguno de ellos invitó a que los inversores siguieran comprando acciones. El mercado de la vivienda, que el pasado martes arrojó un dato esperanzador, volvió por sus fueros y mostró una pésima estadística en la venta de casa nuevas. La compra de nuevas viviendas unifamiliares en EE UU cayó un 14,7% en diciembre y alcanzó su nivel mínimo desde 1982. Al igual que en España, la construcción norteamericana esta siendo la primera castigada por la crisis y el stock de inmuebles libres crece semana a semana.

En cuanto al empleo, las peticiones iniciales de subsidio por desempleo aumentaron en 3.000 con respecto a la pasada semana. El dato se encuentra en la línea de lo esperado por los analistas. El otro dato macroeconómico publicado, el de pedido de bienes duraderos a fábricas tampoco fue mucho mejor. El índice mejoró levemente pese a caer un 2,6%, pues el retroceso en el mes de noviembre fue de un 3,7%.

Por otro lado, las empresas prosiguieron con la temporada de resultados. La automovilística Ford, que aún aguanta sin necesidad del apoyo económico del Gobierno presento las peores cuentas de su historia al perder 14.571 millones de dólares en 2008. Pese a ello, la empresa de Detroit afirma no necesitar ayudas del Tesoro. Sus acciones se vieron afectados por los malos resultados y cayeron un 3,94%.

La banca, otra vez el lastre

Como viene siendo habitual, la banca protagoniza las mayores subidas, pero también los mayores derrumbes. Hoy tocaba caer y los bancos del Dow Jones lo hicieron en bloque. Bank of America, el que se encuentra en una situación más delicada, perdió un 8,25%, mientras que JPJMorgan Chase, el único de los que aún no ha sido ayudado se depreció un 8,06%. Citigroup restó un 7,36% y la empresa de tarjetas de crédito American Express un 6,39%.

Tan sólo tres empresas se salvaron del rojo; 3M avanzó un 2,04% después de anunciar unos resultados muy negativos en 2008, Merck ganó un 0,56% y Procter and Gamble un leve 0,07%.

El mercado de petróleo estadounidense Texas se dejó llevar por la negativa jornada y perdió un 1,7%. Con esta caída el precio del barril de petróleo se negocia en 41,44 dólares por barril.