Tabacaleras

El beneficio de Altria cae a la mitad en 2008 por la escisión de actividades

La tabaquera estadounidense Altria informó hoy de que en 2008 ganó prácticamente la mitad que en 2007, debido a partidas extraordinarias y costes relacionados con la segregación de negocios que, de evitarse, habrían permitido un avance del 10% en el beneficio operativo por acción.

La compañía con sede en Richmond (Virginia) detalló que su beneficio neto alcanzó los 4.930 millones de dólares en 2008, lo que supone un descenso del 49,6% respecto de 2007, pese a que entre ambos años las ventas aumentaron el 3,7% y llegaron a 19.356 millones.

Los costes operativos de la mayor firma estadounidense de tabaco se elevaron en un 5,7%, hasta 8.270 millones de dólares, con lo que el resultado operativo quedó en 4.882 millones, un 11,6% más.

Las cuentas de la firma están condicionadas por los costes relacionados con la segregación en marzo de 2008 de su división de Philip Morris International (que comercializa Marlboro fuera de EE UU) y un año antes del negocio de Kraft, bajo el que operaba su grupo de alimentación.

También se vieron perjudicadas por los costes relacionados con el traslado de su sede de Manhattan a Richmond y el cierre de algunas plantas.

Sólo en el cuarto trimestre del año, el beneficio neto se redujo un 69%, hasta los 697 millones de dólares, mientras que los ingresos aumentaron el 2,8%, hasta 4.654 millones.

Excluidos costes de reestructuración y otras partidas especiales el resultado operativo trimestral habría aumentado un 5,7%.

Altria también anunció hoy la suspensión de su plan de recompra de 4.000 millones de dólares en acciones propias en vista del "actual entorno económico", aunque prometió replantearlo en 2010.

La marca estrella de la firma, Marlboro, ya cuenta con una cuota de mercado del 41,6%, según Altria, después de haber ganado 4 décimas porcentuales en el último año.

Para 2009, la compañía prevé una ganancia por acción ajustada (descontando partidas extraordinarias) de entre 1,7 y 1,75 dólares por acción, frente a los 1,65 de 2008, pese al previsible aumento de los impuestos sobre el tabaco.

Pasada la media sesión en la Bolsa de Nueva York, los títulos de la firma subían el 0,6% y se negociaban a 16,9 dólares.