Seguros

La patronal del seguro advierte de que el sector "podría entrar en recesión" este año

La presidenta de la Unión Española de Entidades Aseguradoras (Unespa), Pilar González de Frutos, advirtió hoy de que el sector del seguro "podría entrar en recesión" este año, que calificó de "preocupante", como 2008. "Nadie está en condiciones de decir que lo peor ya ha pasado", aseveró.

La ralentización del seguro tiene gran importancia para la economía porque este sector tiene un comportamiento claramente anticíclico, como importante inversor institucional que contribuye a inyectar liquidez en los mercados en el actual contexto de restricción crediticia, indicó.

La presidenta de la patronal, que hizo estas declaraciones en la presentación de las estimaciones anuales sobre 2008, consideró que el sector del seguro está "haciéndolo muy bien" en el entorno de dificultades y recordó que no ha reclamado ayudas al Gobierno, como otros sectores financieros.

"No hemos pedido absolutamente nada, aunque no criticamos que lo hayan hecho otros", dijo González de Frutos, si bien recordó que el sector asegurador no es culpable de la crisis financiera ni ha abocado con sus prácticas a una crisis "made in Spain".

A su parecer, las compañías aseguradoras están bien preparadas para aprovechar las oportunidades que surjan de los momentos de crisis y continuarán trabajando en la mejora del sector y de su papel en el conjunto de la economía, dentro de la "extremada prudencia" que las caracteriza.

González de Frutos consideró un error juzgar el crecimiento de los seguros únicamente por las primas, sobre todo en vida, ya que éstas se registran cada vez que un cliente ingresa dinero, pero no cuando lo saca, y el 2008 se caracterizó por la preferencia por productos a corto plazo sin penalización por liquidación.

La presidenta de la patronal del seguro explicó que durante años las familias han recibido el mensaje de que en términos tributarios da igual colocar ahorro a cinco días que a cinco años, ya que no existen incentivos para el ahorro a largo plazo.

Este comportamiento cortoplacista de las familias se ha acentuado en el entorno de desconfianza hacia los productos financieros generada por el estrangulamiento de la liquidez, lo que ha provocado que los particulares hayan colocado su dinero precisamente en elementos altamente sensibles a los vaivenes de los mercados.

"Lamentablemente, sin incentivo al ahorro estable, en tiempos de crisis el dinero entra y sale muy deprisa en todos los productos financieros", dijo la presidenta de la patronal, partidaria de un mayor enfoque en el ahorro gestionado, que se estableció en 136.243 millones de euros (+1,9%) y que, según su análisis, avanza hacia tasas de evolución cero.

Las primas

En 2008, los ingresos por primas del seguro se situaron en 59.011 millones de euros, lo que significa un incremento del 7,6% en relación al año anterior, según las estimaciones realizadas por ICEA, frente al crecimiento del 3,7% experimentado en 2007.

Las primas en el seguro de vida se incrementaron un 15% en este periodo, hasta un total de 26.500 millones de euros, mientras que en el ramo de no vida, con 32.429 millones, los precios experimentaron un aumento del 2%.

En este último componente destaca el descenso nominal del seguro del automóvil, de 1,8 puntos, hasta 12.300 millones de euros, mientras que tanto el seguro de salud como el de multirriesgos crecieron un 7,7% en ambos casos, hasta 5.800 y 5.900 millones, respectivamente.