Despidos

El metro de Londres recortará mil empleos en puestos administrativos y temporales

La compañía del metro de Londres anunció hoy un recorte de plantilla que afectará a 1.000 trabajadores y que se centrará en los puestos de administración y temporales, mientras que no tendrá impacto alguno entre los conductores de los trenes o el personal que trabaja directamente en las estaciones.

Sin embargo, los sindicatos ya avanzaron que combatirán la decisión, que calificaron de "golpe" para un contingente formado en total por 20.000 personas y que consideraron que conllevará un recorte de servicios, ya que todavía se espera un anuncio por parte de la empresa, Transport for London (TfL), para la división de autobuses.

Al respecto, un portavoz de TfL confirmó que las discusiones con las centrales sobre la revisión de costes habían comenzado hoy mismo y subrayó que las operaciones en primera línea, que incluyen al personal de los trenes, de las estaciones y al de mantenimiento "no forman parte" de las bajas y "no se verán afectados por ningún cambio".

Además, explicó que las vacantes que resulten, por el momento, no se irán cubriendo, puesto que el objetivo es evitar nuevos recortes y reducir nuevos despidos obligatorios. Así, entre los que entrarán en esta remesa aparecen trabajadores del departamento financiero, del informático, de recursos humanos, del aparato legal y de administración.