Resultados

Banco Sabadell apuesta por mantener el dividendo en 2009 y 2010

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha señalado que la entidad que preside tiene voluntad de mantener los actuales niveles de dividendo los años 2009 y 2010. Además afirmó que no considera necesario realizar recapitalizaciones en las entidades bancarias españolas, a diferencia de lo que está ocurriendo en otros países por la crisis financiera. El banco ganó un 14% menos en 2008 por las dotaciones y provisiones extraordinarias.

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliú
El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliú

"Los beneficios de este año antes de impuestos nos parecen sostenibles a lo largo de los próximos dos años, gracias a la acumulación de provisiones genéricas, y por ello apuntamos a resultados estables en 2008 y 2010, y prevemos una estabilidad en la política de dividendos", manifestó Oliu durante la rueda de prensa de presentación de resultados anuales del banco en Barcelona.

Los resultados, según Oliu, "permiten este año repetir dividendo, ya que es lógico que el accionista pueda recibir un dividendo en un año en que las cosas han ido relativamente bien".

Por otro lado, señaló que "no creo que el sistema de fondos genéricos de los bancos en España entre en déficit y ahora mismo no tiene sentido pensar en recapitalizaciones en España".

Las ganancias se reducen un 14%

Banco Sabadell registró un beneficio neto atribuible de 673,84 millones de euros en el ejercicio 2008, lo que supone un descenso del 13,9% respecto al obtenido el año anterior, informó hoy el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). No obstante, el beneficio ordinario subió durante el pasado ejercicio un 1,7%, alcanzando un total de 831 millones.

La entidad que preside Josep Oliu atribuyó la reducción del resultado a que todas las las plusvalías del ejercicio se destinaron a dotaciones y provisiones extraordinarias para cubrir riesgos de crédito y para fortalecer y blindar el balance del banco siguiendo criterios de cautela por el empeoramiento de la situación económica. Con la venta del 50% del negocio asegurador a Zurich el Sabadell se anotó unos atípicos netos de 512 millones de euros.

El banco anticipó en 2008 dotaciones extraordinarias para cobertura de riesgos de crédito por valor de 320,3 millones de euros y para saneamiento de activos por 296,7 millones de euros.

El margen de intermediación alcanzó los 1.452,8 millones de euros y fue un 10,3% más alto que el registrado en el mismo periodo de 2007. El margen bruto se situó en los 2.226,8 millones de euros, un 3% más, mientras que el margen de explotación consolidado totalizó 1.114, 6 millones de euros, un 9,6% más.

Los recursos gestionados de clientes totales alcanzaron los 80.414,9 millones de euros, un 8,6% menos, mientras que la inversión crediticia bruta a clientes alcanzó los 64.704,2, un 2,3% más. Al cierre del ejercicio, los activos totales del Sabadell aumentaron un 4,7%, hasta los 80.378 millones de euros.

La morosidad, en el 2,35%

La tasa de morosidad se colocó en el 2,35%, frente al 0,47% con que contaba al cierre de 2007, con una cobertura del 106,93%, frente al 394,29%. El Sabadell mantuvo intactas las provisiones genéricas y el core capital aumentó hasta el 8,06%.

Para el banco catalán, el 2008 pasará a la historia por ser un ejercicio de "prudencia" y prueba de ello es la decisión de sacrificar beneficios, como los atípicos de la venta a Zurich, para blindar el balance y fortalecer la solvencia dadas las "excepcionales dificultades del entorno financiero".