Movimientos corporativos

Portugal niega que el BBVA vaya a entrar en el capital del banco luso BCP

La Comisión del Mercado de Valores Mobiliarios de Portugal (CMVM) aseguró hoy que no hay contactos para la entrada del BBVA en el capital del mayor banco privado luso, el BCP, cuyas acciones subieron hoy por esos rumores.

Un escueto comunicado del regulador del mercado bursátil luso alertó a los inversores de la inexistencia de las supuestas gestiones para la adquisición por parte de la entidad financiera española de un paquete de acciones, según la prensa de entre el 20 y 30 por ciento, del Banco Comercial Portugués (BCP).

Fuentes del banco luso dijeron a EFE que la entidad no tiene previsto de momento comentar el supuesto interés del BBVA por entrar en su capital, que impulsó hoy sus acciones más de un 5 por ciento en la bolsa de Lisboa.

La CMVM, en un breve comunicado, se limitó a señalar que "no fue confirmada la existencia de esos contactos", que había anunciado primero un diario lisboeta.

El rotativo "Público" aseguró además que la entrada del BBVA en el capital del BCP es objeto de consultas con las autoridades políticas portuguesas.

Pero la CMVM advirtió al mercado de "la necesidad de mantener precaución en la toma de decisiones de inversión" y anunció que se han puesto en marcha los "procedimientos necesarios" para esclarecer el asunto de los supuestos contactos.

El PSI-20, el índice de referencia de la Bolsa de Lisboa, abrió hoy con una subida del 0,62 por ciento impulsado por la revalorización del BCP, cuyos títulos llegaron a subir hasta un 5,21 por ciento empujados por las informaciones periodísticas.

Según el rotativo, tanto el Gobierno de Portugal, que encabeza el socialista José Sócrates como el presidente de la República, el conservador Aníbal Cavaco Silva, fueron sondeados en los últimos días en relación con la supuesta entrada del banco español en el BCP.

El presidente del banco luso, Carlos Santos Ferreira, busca fórmulas, según las informaciones periodísticas, para reforzar la entidad a través de un aumento de capital, préstamos del Estado o la entrada de un accionista estratégico como el BBVA.

El periódico, que recoge ya desmentidos formales de ambos bancos sobre la supuesta operación, recuerda, sin embargo, que el BBVA demostró interés por el BCP hace cinco años y sus directivos viajaron a Lisboa en pleno periodo de suscripción de un aumento de capital de la entidad portuguesa.

Los representantes del banco español se reunieron con las primeras autoridades portuguesas de entonces que, según "Público", mostraron sus reservas a la operación y consideraron que desequilibraría más las relaciones económicas entre los dos vecinos ibéricos.