Cajamar cierra el año con un incremento en los beneficios del 5%

Cajamar cerró el ejercicio 2008 con un incremento de su resultado neto del 5%, hasta los 126,6 millones de euros, informó hoy la entidad financiera. La caja señaló que su balance supera los 25.153 millones de euros, lo que representa un crecimiento interanual del 5,3%.

Además, Cajamar apuntó el notable aumento de los depósitos a plazo, que registraron un crecimiento interanual del 18,4%, un hecho que, según la entidad, es "especialmente destacable puesto que se produce en un entorno marcado por la pérdida de poder adquisitivo de la economía familiar y la fuerte competencia entre entidades financieras".

De esta forma, los depósitos de la clientela impulsaron los principales volúmenes del negocio típico bancario con una variación del 4,7%, 819 millones de euros en términos absolutos, superan al cierre del ejercicio los 18.161 millones de euros.

Por otra parte, el crédito a la clientela creció un 3,7%, hasta los 806 millones de euros, por los préstamos hipotecarios destinados a la adquisición de vivienda y por la financiación a pymes en todos los ámbitos productivos, con especial incidencia en el medio rural. Así, pese a la ralentización en la demanda de créditos y de los recursos de clientes, la inversión en este sentido se sitúa en 23.340 millones de euros.

Respecto a la tasa de morosidad, que se ha visto condicionada por la actual situación económica, al igual que ocurre en la mayoría de las entidades financieras, según Cajamar, ha aumentado un 2,6%, hasta situarse en el 3,69%, un crecimiento que es "inferior al que registra la media del sector al cierre del ejercicio", subrayó.

En lo que se refiere a la cuenta de resultados, a pesar de la desaceleración de la inversión, como consecuencia de la crisis de la construcción, y de la escasez de recursos, ante la crisis de confianza de los mercados mayoristas, en 2008 el margen de intereses crece un 13%, hasta 496,3 millones de euros, y el margen bruto experimenta un avance del 13,6% y supera los 635,8 millones de euros.

Camino de las 1.000 oficinas

Una vez deducidos los gastos de explotación, las pérdidas por deterioro de activos de la inversión crediticia y otras dotaciones, el resultado de las actividades de explotación presenta un significativo incremento del 39,4% y alcanza los 182,4 millones de euros.

En lo que se refiere a la red de sucursales, Cajamar Caja Rural ha iniciado este año su actividad en las provincias de Burgos, Cantabria, Ciudad Real, Salamanca, Soria y Zamora, cerrando el ejercicio con 924 oficinas y 4.076 empleados.