Andalucía

La fusión de Unicaja y Cajasol enfrenta a Málaga y Sevilla por la futura sede

La fusión de las dos principales cajas andaluzas, Unicaja y Cajasol, dará sus primeros pasos este año a partir de mayo, una vez que la caja sevillana renueve sus órganos de gobierno y ponga fin al periodo transitorio abierto tras la anterior fusión de El Monte y San Fernando. Aunque las conversaciones todavía no han arrancado formalmente, los escollos de esta operación ya están encima de la mesa, empezando por la oposición frontal del PP de Javier Arenas.

La polémica que antes ha saltado al debate público ha sido la de la sede de la nueva caja, un protagonismo que se disputan abiertamente Sevilla y Málaga. La capital de la Costa del Sol se siente el centro económico de Andalucía y alberga la mayor de las dos entidades (Unicaja), mientras que Sevilla hace valer el peso de la capitalidad autonómica.

Los ayuntamientos de ambas capitales ya han tomado partido, pero también los grupos locales de PP e IU se han pronunciado a favor de Sevilla y Málaga respectivamente. La Junta de Andalucía ve precipitado este acalorado debate, aunque ya ha matizado que podría haber dos sedes en igualdad de condiciones. El presidente de Unicaja, Braulio Medel, también cree que no es el momento de debatir esta cuestión sin saber si se producirá o no la fusión entre las entidades. Esta operación, volvió a avisar, no debe depender de la situación económica, sino que 'lo importante es la solidez del proyecto'.

Sobre la polémica de las sedes, añadió que 'un proceso de concentración empresarial no tiene por qué acarrear un proceso de concentración del poder económico o político'.

Por otra parte, todo apunta a que esta integración se planteará políticamente en términos de paridad a pesar de que la malagueña Unicaja supera a Cajasol en algunos indicadores, como el de los beneficios.

Otra patata caliente para esta operación será despejar la incógnita de quien habrá de liderarla a nivel interno. Al frente de los mandos de Cajasol se encuentra en estos momentos Antonio Pulido, un ejecutivo joven que ha saneado con notable éxito la entidad después de las irregularidades detectadas de la anterior etapa. En el otro lado de la balanza, el experto y veterano Braulio Medel, que está a punto de finalizar su mandato, lograría de entrada dos años más de periodo transitorio si la fusión se acelera y se firma durante este ejercicio o el próximo.

La tercera caja del país y líder en Andalucía

La suma de Unicaja y Cajasol daría lugar a la tercera caja de ahorros española. La nueva entidad, con datos a septiembre de 2008, acumularía unos 445 millones de euros de beneficios y sería líder del mercado andaluz. Más del 65% de estos resultados los aporta la firma malagueña, aunque en el resto de indicadores las dos entidades aparecen más igualadas. El grupo financiero tendría escasa presencia en el resto del territorio nacional y aglutinaría unas 1.500 sucursales.