_
_
_
_
_
Motor

Berlusconi da marcha atrás y plantea ayudas para sostener a Fiat

Día de vértigo para Fiat. La jornada comenzó con el anuncio de que el grupo ganó el 16,2% menos el ejercicio pasado, para, acto seguido, ver su cotización suspendida tras desplomarse la acción por los rumores de una ampliación, por renunciar a pagar dividendo y por recortar previsiones. Finalmente, el primer ministro Silvio Berlusconi dio una buena noticia y anunció que lanzará un paquete de ayudas para sostener al conglomerado.

Fiat se ha erigido en protagonista de la semana en la industria de la automoción. Apenas dos días después de anunciar que va a tomar un 35% del fabricante estadounidense Chrysler, la multinacional italiana anunció ayer su decisión de no abonar dividendo con cargo a 2008 y de recortar previsiones para 2009 después de haber registrado una caída del 16,2% en el beneficio neto del ejercicio pasado y haber registrado una deuda neta de 5.900 millones de euros, casi tres veces más de lo que había pronosticado inicialmente.

Esta noticia llevó al diario La Reppublica a anunciar que la compañía está preparando una ampliación de capital para sufragar la deuda y para allanar una posible fusión con la francesa PSA. El conjunto de noticias supuso más de lo que el mercado podía soportar, y las acciones cerraron ayer a 3,8 euros -el precio más bajo de su historia-, tras caer el 14,55% en la sesión. Y eso, a pesar de que su portavoz, Simone Migliarino, desmintió en un comunicado que la empresa prepare dicha ampliación. Una fuente financiera aseguró sin embargo a Reuters que la multinacional negocia con bancos una línea de crédito de unos 5.000 millones, si bien se desconoce cuál sería el objetivo del préstamo.

Para apaciguar las aguas, el primer ministro, Silvio Berlusconi, parece haber dado marcha atrás en su negativa de prestar auxilio a la industria y anunció ayer una reunión el próximo martes en la que se aprobarán medidas concretas con las que ayudar al sector del automóvil, que es que el que ha registrado una 'caída más profunda', aseguró. 'Hay algunos sectores en particular que necesitan una intervención, como el sector del automóvil, que es el que ha registrado una caída más profunda', explicó. El presidente de Fiat, Luca Cordero di Montezemolo, agradeció ayer esta decisión en un comunicado.

La deuda del grupo se multiplicó por 16 en 2008

Ayudas en España y Francia

El pasado martes, el Gobierno francés anunció que concederá ayudas a la industria del motor de hasta 6.000 millones, siempre y cuando las empresas no trasladen producción y respeten los empleos. Ese mismo, día, el Gobierno español publicó la Orden Ministerial con las condiciones para optar a los 800 millones de ayuda para desarrollar proyectos con valor medioambiental y tecnológico. Estas ayudas serán una parte del Plan Integral del Automóvil que el Ejecutivo tiene previsto anunciar este año.

Hablar de la industria de la automoción en Italia es, evidentemente, hablar de Fiat, la compañía a la que ha afectado como nadie el descenso sufrido por el mercado italiano, el mayor, al igual que en España, desde 1993. De hecho, el consejero delegado, Sergio Marchionne, se ha visto obligado a rebajar salvajemente sus previsiones por primera vez desde que devolvió a la compañía a números negros en 2005. Según sus datos, el resultado caerá hasta unos 300 millones este ejercicio, frente a una previsión inicial de hasta 3.100 millones. La empresa espera además que la demanda global de sus productos caiga un 20% este año. Fiat Group Automobiles, la división que aglutina la comercialización de turismos y todoterrenos, vendió 2,15 millones de vehículos en todo el mundo durante el pasado año, lo que representa una reducción del 3,6% en comparación con las cifras del año anterior.

La solución a estos problemas puede ser la entrada en nuevos mercados, y ahí es donde podría ayudar la alianza con Chrysler, de la que tomará un 35% a cambio no de efectivo o acciones, sino de know-how tecnológico. Este acuerdo le podría dar entrada al saturado pero voluminoso mercado norteamericano. Marchionne ya avisó en diciembre, de hecho, que por sí sola Fiat no podrá subsistir y que necesita ventas de entre 5,5 y seis millones de unidades al año.

Medidas 'dolorosas' en Mercedes-Benz España

El presidente de Mercedes-Benz España, Carlos Espinosa de los Monteros, considera que la compañía tendrá que tomar este año medidas 'dolorosas, purgando excesos' y limitando tanto los gastos fijos como los variables, con el fin de mejorar la competitividad en la fábrica de Vitoria y en el área comercial. Espinosa de los Monteros, en un artículo publicado en la revista Eco que recoge Europa Press, pronostica que, 'lamentablemente', la situación por la que está atravesando España se prolongará todo este ejercicio. 'Quizás podamos ver al final del mismo (de 2009) los primeros síntomas de recuperación', añade. Asimismo, advierte de que 'si el esfuerzo no viene acompañado de medidas fiscales y de trabajo, y en la política monetaria, los resultados se harán esperar aún más'.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_