Calificación crediticia

S&P coloca en vigilancia negativa el 'rating' de Fiat por su elevado endeudamiento

La agencia de calificación crediticia Standard & Poors ha colocado en vigilancia con implicaciones negativas el 'rating' a largo y corto plazo del grupo industrial Fiat, actualmente situado en 'BBB-/A-3', lo que implica calidad 'aceptable', según informó la entidad.

La decisión de colocar la calificación crediticia de Fiat bajo vigilancia refleja la opinión de S&P de que el duro escenario para el sector del automóvil en 2009 presionará los 'ratings' del grupo debido al pronunciado incremento de su endeudamiento financiero, así como el empeoramiento de su posición de liquidez y las "severas" condiciones de los mercados financieros a las que debe enfrentarse, explicó la analista de crédito de S&P Barbara Castellano.

Por otro lado, la agencia indicó que el reciente acuerdo alcanzado por Fiat para la adquisición de un 35% en la estadounidense Chrysler no ha sido un motivo principal para situar en vigilancia el 'rating' del grupo, aunque S&P señaló que examinará esta cuestión con atención.

"No observamos ningún beneficio inmediato para Fiat por este acuerdo con Chrysler, aunque de cara al futuro podría resultar ventajoso para el grupo", señaló la agencia.

En el día de hoy, Fiat informó de que registró un beneficio neto de 1.721 millones de euros durante el pasado ejercicio, lo que se traduce en una reducción del 16,2% frente a los 2.054 millones de euros de resultado neto logrados en 2007.

La compañía que preside Luca Cordero di Montezemolo alcanzó una facturación de 59.380 millones de euros en 2008, lo que representa un incremento del 1,4% en comparación con la cifra de negocio del año anterior, mientras que el beneficio operativo cayó un 5,7%, hasta 2.972 millones de euros.