Discurso

Gadafi estudia la nacionalización de las petroleras extranjeras

El líder libio, Muamar el Gadafi, confirmó que su país estudia la nacionalización de las empresas de petróleo extranjeras, y dijo que es "posible" que no pueda cumplir con el recorte de la producción acordado en diciembre por la OPEP, informaron hoy los medios libios.

En un discurso a través de un canal de televisión por satélite dirigido el miércoles a los estudiantes de la universidad estadounidense de Georgetown, Gadafi aseguró que "Libia está estudiando la nacionalización de las empresas extranjeras de petróleo debido a la caída de los precios".

"También es posible que Libia no pueda cumplir con lo establecido por la OPEP porque el petróleo constituye nuestra principal fuente de ingresos", afirmó. El líder del país magrebí consideró además que es probable que los demás países exportadores de petróleo "se muevan hacia la nacionalización debido a la rápida caída de los precios".

"Esto está sobre la mesa y está siendo estudiado seriamente. En la fase actual, quizás, el petróleo debería ser propiedad de empresas nacionales o del sector público a fin de controlar los precios", aseveró, y añadió que Libia podría negarse a vender su crudo con los precios tan bajos.

REPSOL 14,86 0,81%

Gadafi destacó que su país afronta "una difícil situación" y que espera que los precios repunten de nuevo hasta los 100 dólares por barril para poder rechazar la idea de la nacionalización que, con los valores actuales del crudo, "está sobre la mesa".

El pasado lunes dos de los principales diarios oficiales del país demandaron a los Congresos Populares de Base -órganos ejecutivos y legislativos- que se pronuncien a favor de la nacionalización de las compañías petroleras extranjeras.

El diario Al Jamahiriya, que defiende habitualmente las posiciones de Gadafi, subrayó que el petróleo "es nuestra riqueza que requiere que lo controlemos y no lo dejemos como un instrumento en manos de las empresas extranjeras".

También el periódico Al Shams destacó que con la nacionalización las compañías estatales "podrán controlar las cantidades de crudo que bombean" y mantener la producción bajo control. En las últimas semanas varios medios libios han criticado los "suculentos" beneficios de las compañías petroleras extranjeras que operan en el país magrebí.

Desde la apertura del régimen libio a partir de 2003, varias empresas occidentales han multiplicado sus inversiones en el país, entre ellas la petrolera hispano-argentina Repsol YPF.

Repsol YPF es actualmente una de las mayores petroleras privadas de Libia, con una producción aproximada de 250.000 barriles al día y unas reservas superiores a los 70 millones de barriles.