Energía

Repsol cerró 2008 con una deuda bruta de 6.263 millones

Repsol YPF contaba a 31 de diciembre de 2008 con una deuda bruta de 6.263 millones de euros, excluida la de Gas Natural, de los que 4.535 millones (el 73%) correspondían a mercados de capitales, según informó ayer la petrolera a la CNMV.

La compañía explicó en una presentación para inversores de renta fija que al cierre del ejercicio disponía de 7.797 millones de euros para obtener financiación externa, de los que la liquidez total disponible suponía 6.116 millones y la inversión financiera 1.681 millones, también sin considerar a su filial gasista.

Asimismo, la compañía que preside Antonio Brufau indicó que, si se incluye Gas Natural, su disponibilidad de financiación externa ascendía a 8.501 millones de euros a 31 de diciembre de 2008.

REPSOL 12,65 -3,44%

El grupo energético subrayó que tiene una posición financiera 'sólida' e indicó que tiene vencimientos en 2009 por importe de 1.644 millones así como unas inversiones que podrían rondar los 7.000 millones, si bien, ya ha advertido que podría flexibilizarlas según la coyuntura.

Repsol acudirá en el primer semestre de este año a la ampliación de capital con la que Gas Natural financiará parte de su oferta de compra por Unión Fenosa con un desembolso de 1.600 millones. Esta cantidad la financiará , en principio, con generación de caja o sus líneas de crédito disponibles

Repsol alertó otra vez sobre el peligro del descenso de la demanda y señaló que compensaría las menores entradas de caja flexibilizando sus inversiones. 'Revisaremos el plan estratégico para gestionar flujos de caja durante el periodo', aunque la compañía dice confiar 'en el largo plazo', según indica en su presentación.

La petrolera señaló que la caída de la demanda podría afectar especialmente a la venta de productos finales, particularmente en Europa, a las actividades de marketing, que entre enero y septiembre fueron responsables de un 6,8% del resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo, y a los productos petroquímicos.

Pese a la caída de la demanda, la compañía dijo que mantendrá sin cambios sus planes de inversión en el refino.