Tendencias

Las consolas Wii hacen furor entre los ancianos de EE UU

Blanche Betten, una propietaria de restaurante de 76 años, aporrea a Bob Warner, de 85 años, con una andanada de puñetazos, dejando por los suelos al veterano de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra de Corea.

Los ancianos de San Bernardino, estado de California, no pelean en un cuadrilátero real. Boxean en la consola de videojuegos de Nintendo como parte de una clase de salud pública para alentar la actividad física. Este colectivo integra un creciente número de actuales aficionados al Wii que años atrás no eran usuarios, pero que ahora lo han convertido en el juego dominante en el sector estadounidense de videojuegos que mueve 15.800 millones de dólares. 'No sé de otra tecnología digital hoy que ofrezca a los abuelos y a los nietos un espacio para jugar juntos o conectarse', explica Mike Hickey, analista de videojuegos de Janco Partners en Greenwood Village, estado de Colorado.

El año pasado, el 26% de las personas de más de 50 años jugaban a los videojuegos, frente al 9% en 1999, según Entertainment Software Association, un grupo del sector con sede en Washington. Se espera que la cantidad aumente debido a la creciente popularidad entre las personas de mayor edad, dijo la asociación. Los minoristas estadounidenses han vendido 17,6 millones de consolas Wii desde que ésta salió al mercado en 2006, según la firma de investigación NPD Group.