Estudio

El crédito a familias y empresas se ralentiza porque los bancos endurecen el acceso, según Schroders

El flujo de crédito a familias y empresas se está ralentizando porque los bancos han endurecido los criterios de concesión, lo que hace que cada vez menos demandantes sean considerados solventes por parte de las entidades, según un estudio de la firma Schroders.

"A pesar de las inyecciones de capital y las garantías de los gobiernos para que las entidades accedan a la financiación, la oferta de crédito a la economía real se sigue ralentizando", advierte la firma en su análisis del sistema bancario internacional.

El analista Roger Doig sostiene que el endurecimiento de criterios para dar préstamos conduce a un círculo vicioso, ya que muchos de los prestatarios que antes podían refinanciar su deuda en términos favorables ahora no pueden hacerlo, lo que reduce su 'cash flow' y calidad de crédito.

Ante esta situación y ante el progresivo deterioro de la confianza en el sector financiero internacional, muchos gobiernos se plantean nuevas intervenciones en ayuda de las entidades, también para evitar que los clientes retiren sus depósitos.

"Hablar de nuevas intervenciones en el sector bancario es una nueva confirmación del compromiso de los gobiernos de apoyar a sus entidades de nuevo a pesar de que ya adoptaran medidas el pasado mes de octubre", después de la quiebra de Lehman Brothers.

Doig argumenta que los resultados del cuarto trimestre de los grandes bancos estadounidenses, como Bank of America, Citigroup y JP Morgan Chase ponen de manifiesto la aceleración del deterioro de la calidad del crédito, y pronostica que esta tendencia se prolongará "por lo menos" durante el primer semestre de 2009.

"Como resultado se habla de nuevas intervenciones estatales, escenario que será similar en Reino Unido y Europa", sostiene el analista de Schroders, para quien más medidas de apoyo a los bancos por parte de los gobiernos "son probables".

"Los gobiernos parecen comprometidos a hacer todo lo que sea necesario para apoyar a sus bancos. Consideramos que la deuda de entidades que cuentan con el respaldo de fuertes gobiernos ofrecen una buena relación entre riesgo y beneficio para los inversores", advierte.