Financiación

Los créditos concedidos por los bancos crecieron un 9,4% hasta noviembre, según la AEB

Los bancos españoles contaban al cierre de noviembre con un total de 834.906,09 millones de euros en créditos concedidos a sus clientes, lo que supone un incremento del 9,4% respecto al saldo acumulado en el mismo mes del año anterior, según datos de la Asociación Española de Banca (AEB) recogidos por Europa Press.

Estos datos constatan el frenazo en el ritmo de crecimiento del saldo crediticio de los bancos, ya que un año atrás el importe acumulado repuntó un 15,4% respecto al registrado en noviembre de 2006.

Por otro lado, los depósitos de los clientes en las entidades alcanzaron al cierre de noviembre 658.689,43 millones de euros, con lo que se situaron un 9,07% por encima del saldo registrado hasta el undécimo mes de 2007, cuando los depósitos aumentaban a un ritmo del 12,5%.

Asimismo, estos datos revelan que el pasivo acumulado por la banca cubría tan sólo el 78,8% del volumen crediticio, por lo que estas entidades financieras tuvieron que recurrir a otras formas de financiación para cubrir la 'brecha' de 176.217 millones entre créditos y depósitos.

La mayor parte del saldo crediticio estaba concentrada hasta noviembre en manos de los seis principales bancos españoles -BBVA, Santander, Banesto, Banco Sabadell, Banco Popular y Bankinter-, que aglutinaban el 76,67% del volumen total.

En concreto, BBVA era la entidad que concentraba un mayor volumen, con 229.789 millones de euros en créditos, un 10,34% más que a finales de noviembre del año anterior. Tras el banco que preside Francisco González se situó Santander, que acumulaba 179.446,16 millones de euros en créditos a clientes, con un avance del 12,49%.

A continuación se colocaron Banesto, con 72.689,75 millones de euros, seguido de Banco Popular (54.665,3 millones), Banco Sabadell (63.124,66 millones) y Bankinter, con 40.434 millones.

Los préstamos seguirán cayendo en 2009

Las entidades financieras están recibiendo críticas desde diversos sectores por la restricción del crédito a empresas y familias, después del apoyo recibido por bancos y cajas por parte del Estado avalando sus emisiones o a través del Fondo de Adquisición de Activos Financieros (FAAF).

En este marco, el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), Miguel Martín, señaló recientemente que es "difícil" que los bancos desatiendan "por capricho" una demanda de crédito solvente, pero subrayó que todos los organismos internacionales, incluido el Banco Central Europeo (BCE), pronostican que los préstamos caerán en 2009.

Martín insistió en que el sistema bancario español es altamente competitivo y sabrá hacer frente a su responsabilidad de gestionar la recesión profunda de la economía española "en la parte que le concierne, en la concesión de crédito".

No obstante, el presidente de la patronal de los bancos recalcó que éstos darán préstamos asignando los recursos de forma eficaz, "eligiendo los mejores prestatarios" y de forma eficiente, "al menor coste posible".