Mercados

Las Bolsas aguardan con pesimismo una mala temporada de presentación de resultados

Los motivos para comprar han vuelto a brillar hoy por su ausencia en los parqués. Tras conocerse el pasado viernes una cifra de paro en Estados Unidos que tumbó a las Bolsas y a la espera de que se comience hoy la temporada de resultados empresariales, las plazas han optado de nuevo por los números rojos. El selectivo Ibex 35, en concreto, ha perdido un 1,9%.

A veces, dejar pasar el tiempo no es suficiente para borrar el mal sabor de boca que provocan algunas noticias. Y es que el fin de semana no ha conseguido inyectar fuerzas renovadas en unas Bolsas que continúan acusando la mayor destrucción de empleo en Estados Unidos desde la II Guerra Mundial. Si a ésto unimos unos crecientes temores a que el inicio de la temporada de resultados del cuarto trimestre ponga de manifiesto un mayor deterioro de la recesión parece comprensible que los inversores se hayan puesto de acuerdo para vender.

Así, y con Wall Street ahondando en los números rojos, el selectivo español ha echado el cierre a la jornada con unas pérdidas del 1,9% hasta situarse en los 9.199 puntos. En el resto de Europa, la tónica ha sido parecida, con descensos del 0,5% en el Ftse 100, del 1,62% en el Cac 40 y del 1,34% en el Dax de Fráncfort.

El panorama, una vez más, vuelve a dejar poco lugar a la esperanza después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, haya señalado tras una reunión en la ciudad suiza de Basilea que prevé un debilitamiento mayor de la economía en 2009 y haya aplazado la notable recuperación al año 2010.

BME 24,90 0,16%
URBAS 0,01 0,00%

La mirada de los ahorradores, sin embargo, se centra en el inicio de la nueva campaña de presentación de resultados empresariales, que comienza hoy con las cuentas de Alcoa, y en la aprobación por parte del Congreso estadounidense de los restantes 350.000 millones de dólares del paquete de rescate financiero por 700.000 millones de dólares para el 20 de enero. El Consejo de Gobierno del BCE, que tendrá lugar el jueves y del que se espera que salga un nuevo recorte de los tipos de interés de 50 puntos básicos, también acapara la atención de los ahorradores.

Los expertos de Banco Urquijo no se muestran demasiado optimistas al señalar que "es verdad que la proximidad de la toma de posesión del nuevo presidente de EE UU y de la concreción de un nuevo plan de estímulo fiscal pueden volver a servir de aliciente a las cotizaciones, pero el alto riesgo de decepción y la perspectiva de un déficit público por encima del 10% servirán de contrapeso".

BME y Mapfre acaparan las compras

En el mercado español, tan sólo dos valores han conseguido escapar de los números rojos que han inundado el parqué. De esta manera, Bolsas y Mercados Españoles ha ganado un 0,83% después de que la semana pasada Ibersecurities colocara a la compañía en su lista de valores favoritos para 2009, mientras que la aseguradora Mapfre ha sumado un 0,39%.

En la parte baja de la tabla, Acciona ha liderado los recortes, con un descenso del 5,12% en el precio de sus títulos, seguido de Cintra, que se ha dejado un 5,03%, y Sacyr Vallehermoso, que ha perdido un 5,02%. Banesto, que una vez más inaugurará el miércoles la temporada de resultados en España, se ha dejado un leve 0,12%.

Sin embargo, los responsables de las pérdidas del selectivo Ibex 35 han sido los grandes valores, de manera que Telefónica ha retrocedido un 0,94%, Iberdrola ha restado un 1,44% y Repsol lo ha hecho en un 3,22%. Los dos grandes bancos, Santander y BBVA, han registrado pérdidas respectivas del 1,44% y del 4,35%.

En el Continuo, Urbas, que continúa beneficiándose de la confirmación de su capacidad fotovoltaica, ha vuelto a situarse en la parte alta de la tabla al sumar un 15%. Reyal Urbis, sin embargo, ha encabezado los recortes con un retroceso del 11,82%.

En el mercado de divisas, el Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,3394 dólares, mientras que el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, pierde terreno al cambiarse a 42,47 'billetes verdes'.