Nuevo producto

LG reta a Sony y Samsung con un televisor con conexión a internet

La compañía coreana LG, tercer mayor fabricante por ventas de televisores en EE UU y segundo en España (según la consultora GFK), anunció ayer que presentará sus primeros televisores de LCD y plasma con capacidad para recibir directamente vídeo de internet. La firma mostrará los equipos en el CES de Las Vegas, una de las principales ferias de electrónica de consumo del mundo, que tendrá lugar del 8 al 11 de enero.

Los nuevos televisores saldrán a la calle a un precio de unos 300 dólares (221 euros) más caros que los modelos comparables que no tengan acceso directo a la red, según avanzó ayer The New York Times. Este mismo periódico aclaró, no obstante, que los propietarios de estos equipos no podrán navegar libremente por la web, ya que los procesadores y los chips de memoria de los nuevos televisores no están preparados para esta tarea. Sí darán acceso, en cambio, a una variedad de sitios de vídeos en la red. Uno de ellos será Netflix.

Precisamente ayer, LG anunció que ha cerrado un acuerdo con este servicio estadounidense, lo que permitirá a los propietarios de los nuevos televisores ver alrededor de 12.000 películas o programas de televisión.

La empresa coreana ha querido adelantarse a Sony y Samsung, sus dos principales rivales en el negocio de los televisores, que también podrían anunciar los modelos en la misma dirección durante esta edición del CES. Sony tiene ya algunos modelos Bravia que pueden conectarse a internet, aunque a través de un módulo adicional. Su reto ahora es integrarlo.