Conflicto

Una misión de la UE "presionará" a Rusia y Ucrania para solucionar la crisis del gas

Una misión de la Unión Europea, con representantes de la presidencia checa de la UE y de la Comisión Europea, partió esta mañana hacia la capital ucraniana, Kiev, con el objetivo de "presionar" a Rusia y Ucrania para que encuentren una solución al litigio abierto por el suministro de gas natural y que la UE considera un problema "comercial" que deben resolver "de manera bilateral" ambas partes, informó el portavoz comunitario de Energía, Ferrán Tarradellas.

En rueda de prensa, Tarradellas insistió en que se trata de "una disputa comercial que debe ser resuelta por las dos partes implicadas", si bien consideró que la Unión "tiene derecho a ejercer presión" para que las partes den con una solución "urgente" y "permanente".

En este sentido, el portavoz comunitario indicó que una delegación europea se desplazó esta mañana a Kiev y que mañana martes dicha misión prevé reunirse con representantes de la rusa Gazprom "en una capital europea". Tarradellas dijo que el lugar de la cita no ha sido fijado aún porque la agenda de esta reunión "no está cerrada" todavía.

Por parte de la Comisión Europea, participa Andris Kenteris, jefe del gabinete del comisario de Energía, Andris Piebalgs, y el director general del departamento de Energía y Transporte, Matthias Ruete. En representación de la presidencia de turno de la UE, que ocupa este semestre República Checa, viajan el ministro de Industria y Comercio, Martin Ríman, y el embajador para Seguridad Energética, Vaclav Vartuska.

Mientras, el Ejecutivo comunitario insiste en que no hay un riesgo inmediato para el suministro de gas a la industria o al consumidor final en la Unión Europea "en las próximas semanas". Hasta el momento, se han detectado "irregularidades" en el suministro de gas ruso a través de Ucrania en varios Estados miembros, incluidos Hungría, Eslovaquia, Rumanía y Polonia.

Estas irregularidades no son "interrupciones significativas", según explicó Tarradellas, quien, no obstante, advirtió de que la situación "cambia por momentos" y que Bruselas "analiza" las fluctuaciones en el nivel de gas recibido por algunos países comunitarios y las medidas adoptadas.

Elevados niveles de reservas

Los niveles de reserva son "bastante elevados" en el territorio de la UE, por lo que la CE "confía en que no habrá riesgos de aprovisionamiento para el receptor final", explicó el portavoz comunitario. Aún así, consideró que "hay que ser prudentes" debido a las irregularidades detectadas y al hecho de que se esperan temperaturas más bajas a lo largo de esta semana.

Los embajadores de los Veintisiete también se reunirán esta tarde en Bruselas para analizar la situación, a instancias de la presidencia checa de la UE. El Grupo de Coordinación del Gas de la UE prevé reunirse el próximo viernes "para ver cuáles son las necesidades de los Estados miembros" , a esta cita "han sido invitados" tanto representantes de la rusa Gazprom como de la gasista ucraniana Naftogaz.