Hacia un nuevo sistema de financiación

El Gobierno cede más autonomía financiera y poder normativo a las comunidades

El nuevo modelo premia a las regiones ricas y compensa con fondos del Estado a las menos desarrolladas.

El Gobierno cede más autonomía financiera y poder normativo a las comunidades
El Gobierno cede más autonomía financiera y poder normativo a las comunidades

El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, presentó un día antes de que expirara el ultimátum que lanzaron los socialistas catalanes la propuesta de reforma del modelo de financiación. El Ejecutivo contempla medidas para contentar a todas las comunidades autónomas con lo que, es probable, que no acabe de satisfacer a todas. La propuesta de Solbes, que es un texto abierto a modificaciones, aumenta significativamente la autonomía de las comunidades.

En el actual modelo, las regiones reciben el 30% de su financiación a través de transferencias del Estado, un nivel que bajaría hasta el 10% con el nuevo modelo. Ello es así porque el Gobierno -siguiendo los parámetros del Estatuto catalán- elevará hasta el 50% los porcentajes de cesión de IVA e IRPF, actualmente en el 35% y el 33% respectivamente. El incremento de la cesión se acompaña con un aumento significativo de la capacidad normativa de las comunidades, que podrán modificar el número de tramos del IRPF en la escala autonómica, fijar los mínimos personales y familiares y aprobar deducciones en la cuota del impuesto sobre la renta cuando, por ejemplo, se alquile o compre una vivienda. Si bien es innegable que ello provocará una disparidad normativa, Solbes aseguró que no se romperá la unidad de mercado.

El modelo propuesto se articula a través de tres fondos -de garantía de los servicios públicos fundamentales, de suficiencia global y de convergencia- que, en su conjunto, benefician a aquellas comunidades con mayor capacidad fiscal y compensa con fondos del Estado a aquellas regiones menos ricas. El fondo de garantía de los servicios públicos fundamentales cumple el objetivo catalán de limitar la solidaridad interterritorial a sanidad, educación y servicios sociales y se nutrirá con aportaciones de todas las comunidades. La discusión que ya se vislumbra será determinar qué porcentaje de los ingresos de las regiones se destina a este fondo. Solbes defiende el 80%, mientras que Cataluña apuesta por el 65%. En cualquier caso, los territorios con mayor capacidad fiscal obtendrán mayores beneficios ya que, a diferencia de lo que sucedía en el anterior modelo, una parte de sus ingresos no contribuirá a la solidaridad y se convertirá en 'capacidad fiscal autónoma de cada comunidad'. El reparto de este dinero se realizará en virtud de la población de cada región corregida por variables como el porcentaje de población mayor de 65 años y menor de 18, la extensión del territorio o la dispersión, tal y como pide, por ejemplo, Andalucía.

Solbes reconoce que el nuevo sistema conllevará un aumento del déficit para el conjunto de la Administración pública

El resto de competencias se financiarán a través del fondo de suficiencia global. Este fondo también servirá para mantener el statu quo, es decir, por principio, ninguna comunidad saldrá perdiendo al aplicar el nuevo modelo. El sistema se cierra con una importante novedad, el fondo de convergencia, que se nutre con recursos adicionales del Estado y que se divide en dos. Por un lado, el bautizado como fondo de competitividad, cuyo objetivo es reducir las diferencias de financiación per cápita, que se distribuirá entre las regiones cuya financiación por habitante esté por debajo de la media -es el caso de Madrid o Baleares- o sea inferior a su capacidad fiscal. Por el otro, el Gobierno también crea el fondo de cooperación, para impulsar económicamente aquellas comunidades con una menor riqueza relativa, como es el caso de Extremadura o Asturias.

La propuesta del Gobierno aclara cómo se repartirá la tarta, pero lo que falta por dilucidar y es lo que más importa a las comunidades, es el tamaño de dicha tarta. Solbes confirmó que el Ejecutivo está dispuesto a poner encima de la mesa recursos adicionales aunque, para exasperación de las regiones, se niega a hablar aún de cifras. Sí aclaró que esta nueva aportación se repartirá teniendo en cuenta el incremento de población ajustada desde 1999, la población dependiente y otros criterios. Cataluña reclama que el porcentaje de población inmigrante también pese en el reparto, aunque, según explicó Solbes, es un tema que se está discutiendo y sobre el que no hay acuerdo.

En cualquier caso, del nuevo modelo se desprende que los recursos autonómicos aumentarán a la par que se reducen los del Estado. En el primer borrador, el Gobierno aseguró que no contemplaba la posibilidad de que el gasto público del Estado quedara por debajo del 50%. El martes, Solbes fue menos tajante y, además, reconoció que el sistema supondrá un incremento del déficit para el conjunto de la administración. La propuesta del Gobierno se discutirá en el Consejo de Política Fiscal que se celebrará en enero y Solbes apuesta por aplicar el nuevo modelo ya en 2009.

Cataluña. Castells constata el avance, pero lo ve 'insuficiente' para un pacto

El consejero de Economía de la Generalitat, Antoni Castells, consideró 'insuficiente' la propuesta de financiación, aunque valoró los avances respecto a los esbozos de finales de julio. Castells se limitó a concretar que con este modelo 'no se puede decir que se cumpla el estatuto'. El responsable de Economía argumentó que existen más puntos de discrepancia que de acuerdo y adelantó que no queda suficientemente claro el modelo de nivelación, informa Toni Garganté.

Madrid. Beteta destaca la sintonía entre ambos Ejecutivos

El consejero de Economía de la Comunidad de Madrid, Antonio Beteta, señaló que la propuesta de Solbes recoge buena parte de los principios que el Gobierno regional defiende. Aun así, pidió más concreción. La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, tras reunirse con Zapatero la semana pasada, ya se salió del discurso oficial del PP y elogió la propuesta del Gobierno. La posible fractura dentro del PP aumenta las posibilidades de alcanzar un acuerdo.

Comunidad Valenciana. La Generalitat valora el esfuerzo del ministerio

La Generalitat Valenciana recibió con afán conciliador el segundo borrador. El secretario autonómico de Economía, José Manuel Vela, aseguró que el nuevo modelo de financiación propuesto supone un buen punto de partida para empezar a negociar. Aunque criticó que el texto de Solbes es muy 'vago e impreciso'. La respuesta comedida de uno de los feudos del PP contrasta con la beligerancia con la que su líder nacional, Mariano Rajoy, valoró la propuesta.

Andalucía. La Junta califica de 'alentador' el texto de reforma del sistema

El vicepresidente del Gobierno andaluz, José Antonio Griñán, aseguró que la propuesta sobre el futuro sistema es 'alentadora', aunque explicó que todavía quedan por concretar aspectos muy importantes como las cifras. La Junta aprecia especialmente que el nuevo modelo tenga en cuenta la población protegida y menor de 18 años a la hora de determinar el reparto de recursos. Aún así, reconoce que queda un camino 'difícil' para su aprobación.

Castilla y León. La propuesta de Zapatero le suena a 'sardana' a Del Olmo

Con ironía acogió el Ejecutivo de Castilla y León la propuesta de financiación del Gobierno. 'Sigue sonando a sardana y es un fiel reflejo del modelo recogido en el Estatuto de Autonomía de Cataluña', aseguró la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo. El presidente autonómico, Juan Vicente Herrera, se reunirá con José Luis Rodríguez Zapatero el próximo 5 de enero en La Moncloa. 'Ya veremos si pasarán los reyes', bromearon desde el Ejecutivo regional.

Galicia. 'El borrador responde a las expectativas y a lo acordado'

El presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, fue el líder regional que mejor recibió la propuesta de financiación. Touriño aseguró que responde a las 'expectativas y a lo acordado' en la reunión que mantuvo con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado 23 de diciembre. Aun así, matizó que habrá que esperar a conocer las cifras. 'La música y la letra suena bien', dijo siguiendo una metáfora inaugurada por José Montilla.