Previsiones 2009

Rebaja en las cuotas del crédito y ahorro menos rentable

La caída de tipos de interés en la zona euro que se espera para 2009 tendrá un doble efecto sobre los clientes bancarios. Por un lado, acentuará la senda descendente del euríbor y rebajará con ello la cuota mensual de las hipotecas en el momento de la revisión. Y por otro lado, moderará la remuneración que los bancos ofrecen en sus depósitos.

Euríbor

El Banco Central Europeo ha dado este año un tijeretazo a los tipos de interés de 175 puntos básicos, hasta el 2,5%. Y los recortes prometen continuar, hasta dejar los tipos en 2009 en el 1,5% o incluso el 1%. Esta rebaja tendrá un efecto directo en el euríbor hipotecario.

En opinión del responsable hipotecario de una caja de ahorros, 'el euríbor estará ya por debajo del 3% en un plazo de dos o tres meses'. Y algunas previsiones apuntan a que quedaría en el 2% en diciembre de 2009. 'Los préstamos con revisión semestral tendrán su reducción más significativa a lo largo del primer semestre de 2009 y los de revisión anual con mayor reducción de cuota serán los que se efectúen en la segunda mitad del año', señalan desde la Asociación Hipotecaria Española. En definitiva, si el euríbor se sitúa alrededor del 2% a finales de 2009, el ahorro para una hipoteca media -de 130.000 euros, a 25 años y con un diferencial de 0,80 puntos- que se revise con el dato de noviembre podría ascender a 173 euros al mes, o 2.076 euros en el año.

Ofertas

La banca ha restringido este año la concesión de hipotecas por la menor demanda y por sus propias dificultades para lograr financiación, además de un control de riesgos más estricto. La abundancia de crédito tardará mucho en regresar pero es de esperar un descenso significativo en el interés de las nuevas operaciones. Los diferenciales se mantendrán para conservar el margen de negocio aunque sí ayudará la caída del euríbor. BBVA prevé que el interés de las nuevas hipotecas ronde el 2,5% al final de 2009.

Remuneración

Cuanto más avance el nuevo año, menor va a ser la remuneración del ahorro. Ante la inestabilidad de la Bolsa, los depósitos seguirán siendo el producto estrella, aunque con menos brillo. La banca online ya ha empezado a rebajar la rentabilidad de sus cuentas.