Transporte

Los sindicatos de Renfe desconvocan la huelga del lunes 29 de diciembre

El comité de empresa de Renfe acordó hoy desconvocar la huelga prevista para el próximo lunes 29 de diciembre, que coincidía con las vacaciones de Navidad, informaron hoy en fuentes sindicales y de la compañía ferroviaria.

El paro de 24 horas previsto para el lunes iba a afectar a todos los servicios y trenes de Renfe y ya contaba con servicios mínimos. Con su desconvocatoria, Renfe podrá prestar ese día su servicio de transporte con total normalidad.

La anulación de la huelga es fruto de la reunión mantenida hoy entre la dirección de la compañía ferroviaria y los representantes de sus trabajadores.

En el encuentro ambas partes acordaron prorrogar el convenio colectivo de la empresa, que expira a finales de este año, por un año más, y aplicar una subida salarial para los trabajadores de Renfe en 2009 equivalente a la prevista para la función pública.

Asimismo, la compañía ferroviaria y los sindicatos de su comité de empresa convinieron en acordar antes del 20 de enero la forma por la que se aplicará la subida salarial de 2009, siempre de forma retroactiva desde el 1 de enero.

El paro, convocado por todos los sindicatos de Renfe salvo el de maquinistas de Semaf, tenía precisamente como objetivo lograr la prórroga del convenio colectivo de la empresa respetando todo su contenido y lograr el mismo aumento salarial que los funcionarios públicos.

No obstante, la operadora ferroviaria aseguró que el paro no tenía sentido alguno, dado que, según indicó el pasado martes su presidente, José Salgueiro, la compañía no tenía ninguna intención de denunciar el convenio, con el fin de que quede así prorrogado.

"No existe ninguna diferencia de posicionamiento" entre empresa y sindicatos en cuanto a prorrogar el convenio colectivo, declaró el presidente de la operadora durante un acto en Málaga, al tiempo que destacó la intención de la empresa de negociar con sus sindicatos.

Pese a que empresa y sindicatos intensificaron en las últimas horas dichas negociaciones, el Ministerio de Fomento ya tenía preparado su decreto de servicios mínimos que, tras la desconvocatoria, no será necesario aplicar y Renfe podrá poner en circulación todos los trenes programados para ese día.