Ocio

Esquí y nieve para casi todos en tiempos de crisis

¿Quién dijo crisis? La temporada de esquí se presenta como una de las mejores de las últimas décadas. Si estabas pensando hacer una escapada durante las fiestas navideñas, estás a tiempo. Te presentamos algunas de las mejores propuestas para disfrutar del deporte de invierno por excelencia.

En los últimos años, las escapadas a la nieve en Navidades han dejado de representar ese ansiado retiro al que solo unos pocos tenían acceso, para convertirse en un capricho a la altura muchos. Y no es que el precio de esta actividad haya bajado, si no que la boyante situación económica permitía a la mayoría ahorrar y hacer, por lo menos, una escapada al año. Pese a que este año los españoles no tenemos el bolsillo para grandes despilfarros, no conviene dejar que pase una de las mejores temporadas de nieve que se recuerdan en las últimas décadas.

Hacía muchos años que no se veían espesores de nieve tan grandes a estás alturas del año , y es que la gran mayoría de las estaciones pusieron en marcha sus remontes dos semanas antes de lo habitual. Todo ello hace que los empresarios se froten las manos y esperen que ésta temporada sea una de las mejores en cuanto a ingresos en mucho tiempo.

Sierra Nevada: El encanto de ver el mar esquiando

Aunque suele compensar su meridional latitud con más de 3.000 metros de altura, la estación granadina es la que más problemas de nieve suele tener a estas alturas del año. Al contrario de lo habitual, este año tiene todas sus instalaciones abiertas, más de 90 kilómetros llenos de encanto con pistas para todos los niveles.

Pese a ser una de las estaciones más caras, su carácter público modera las tarifas de la única estación del sur de España. El 'forfait' (denominación que adquieren las entradas, 'tickets' o billetes para poder acceder a las estaciones) de un día cuesta 40 euros y su precio se rebaja si se contratan varios días consecutivos. El alquiler de material ronda los 20 euros por jornada.

Sierra Nevada es una estación bastante extrema y la magia de ver el mar en un día soleado, choca de lleno con el mal estado de la nieve, dura y helada cuando la climatología no acompaña. Eso sí, los apenas 15 kilómetros que separan las pistas de Granada, convierten a Sierra Nevada en la estación más cultural de todas.

La seguridad de los Pirineos

Las montañas del noreste de la península acumulan más del 85% de los kilómetros esquiables en España. El Pirineo aragonés y catalán representan la mayor oferta de nieve en nuestro país. A más oferta, más variedad de precios, los 'forfaits' en el pirineo oscilan de los 34 euros de Boí Taüll hasta los 44 de Vaquería-Beret, pasando por los 37 de Cerler. El alquiler del equipo, muy similar a los precios de Sierra Nevada, 20 euros al día.

A favor de estas estaciones está la gran calidad de su nieve, que se mantiene en polvo durante gran parte de la temporada, al tener menos altitud, disfrutan de una climatología algo más estable que Sierra Nevada. En el lado negativo, el que estén situadas en valles de difícil acceso. A muchas de ellas se llega por carreteras tortuosas y enrevesadas.

Para los principiantes

Lejos de los bullicios de los grandes complejos, también hay estaciones pequeñas y familiares para los que se quieran iniciar en el esquí estas Navidades. Valdesquí , Valdezcaray, Javalambre y Valdelinares lideran las pequeñas estaciones. Pertenecen a sistemas montañosos de menor entidad y recurren a fórmulas más económicas para atraer al público.

Las más baratas son Javalambre y Valdelinares , situadas en los Montes de Teruel, tienen un precio de 28 euros por día. Cerca de la capital, Valdesquí ofrece más de 15 kilómetros de nieve, aunque a precios algo mayores, 36 euros. Además "de su coste", lo mejor de estas estaciones es la sencillez de sus pistas, mucho más adecuada para los inexpertos.