Urbanismo

El inminente acuerdo político desbloqueará tras 15 años de atasco la operación Chamartín

Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de Madrid, declaró ayer que es inminente un acuerdo entre distintas Administraciones para activar la operación Chamartín. El mayor plan urbanístico planteado en Europa lleva 15 años en letargo.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, produjo ayer sobresalto entre los vecinos de la capital, empresas inmobiliarias y constructoras y grandes bancos. 'Es inminente', dijo, un acuerdo entre distintas administraciones para activar la operación Chamartín.

El mayor plan urbanístico planteado en Europa -ocupa más de tres millones de metros cuadrados sobre terrenos cercanos a los cuatro rascacielos en Madrid y contempla la creación de 15.000 viviendas-, lleva 15 años sobre el tapete. Pero Ayuntamiento, Comunidad, Ministerio de Fomento y Adif (antes Renfe) no han logrado ponerse de acuerdo sobre su realización. Tampoco se ha logrado que los antiguos dueños de parte de esos terrenos accedan a traspasar sus derechos.

Pero ahora mismo a nadie se le escapa que posiblemente lo menos relevante sea el acuerdo político sobre la operación Chamartín. El proyecto requiere una inversión de al menos 1.500 millones de euros en infraestructuras y atraer la atención de compañías inmobiliarias cuando estas pasan por la mayor crisis que recuerde el sector, así como del mundo financiero.

El alcalde de Madrid admitió que en política la palabra 'inminente' es algo 'indeterminado'. Gallardón realizó estas declaraciones en la presentación ayer de la nueva sede corporativa de BBVA. El presidente del banco español, Francisco González, es una de las personas que más interés ha mostrado por la Operación Chamartín en los últimos 15 años.

La división inmobiliaria de BBVA, Anida, posee el 72,5% de Desarrollo Urbanístico Chamartín (Duch) y el grupo San José, presidida por Jacinto Rey, a través de Desarrollos Urbanísticos Udra, el resto.

Duch fue creada en 1993 y su única actividad es el desarrollo de la Operación Chamartín. En las cuentas presentadas al Registro Mercantil por Duch este año, la sociedad declara que Adif está 'programando una serie de inversiones' para ampliar la estación Chamartín y 'un nuevo túnel para el AVE entre Atocha y Chamartín'. La firma controlada por BBVA mantiene que a pesar de la complejidad del proyecto 'por el gran número de Administraciones implicadas' se obtendrá finalmente 'el visto bueno una vez se haya alcanzado un acuerdo entre comunidad y ayuntamiento'. Además afirma que cuenta con 'estudios internos' que muestran que la operación es 'viable' financieramente.

Tal seguridad tiene Duch en el proyecto que el 31 de diciembre de 2007 contrajo un compromiso por importe de 800.000 euros 'que se corresponde con la garantía concedida a un asesor técnico por la adjudicación futura de trabajos en el contexto del proyecto inmobiliario'.

La adquisición por parte de Manuel Jove del 5% de BBVA el pasado año alentó la interpretación de que el empresario gallego, que vendió meses antes Fadesa a Fernando Martín por 4.045 millones de euros, y que ha realizado operaciones conjuntas con Jacinto Rey, también tenía sitio en la operación Chamartín.