_
_
_
_
_
Reestructuración del motor

El Gobierno francés estudia más ayudas a las automovilísticas

Por la mañana, el presidente de Renault y de Nissan, Carlos Ghosn, lanzó una llamada de auxilio a través de las páginas del diario Le Figaro. A la hora del almuerzo, el Gobierno anunció que está estudiando nuevas medidas para socorrer a las automovilísticas.

El portavoz del Elíseo, Luc Chatel, afirmó ayer que el presidente, Nicolas Sarkozy, le ha solicitado que encabezase la elaboración de un plan para socorrer al sector. El presidente se encontró ayer con los representantes de compañías como la propia Renault, PSA Peugeot Citroën y el fabricante de componentes Valeo. Estas ayudas tendrán la forma de 'préstamos o garantías', que tendrán que diseñarse en coordinación con los socios europeos y la UE.

El presidente galo también recordó a los constructores la aplicación 'estricta, sincera e inmediata' de la reducción de los plazos de pago previstos en la Ley de modernización de la economía, algo a lo que los asistentes a la reunión se han comprometido. Les ha pedido igualmente una reflexión en profundidad sobre la posibilidad de compartir inversiones en los proveedores para el desarrollo de nuevos modelos. Sarkozy volverá a reunir de nuevo a los responsables del sector a finales de enero.

El pasado 4 de diciembre, el Ejecutivo francés desveló una ayuda valorada en 320 millones de euros, que incluía un incentivo de 1.000 euros para la compra de automóviles nuevos. En todo caso, Sarkozy, aseguró ayer que estas 'nuevas formas de ayuda' deben tener como contrapartida un 'fuerte compromiso' de los constructores afectados para 'mantener y desarrollar su actividad en territorio francés'. Una petición que ya puso sobre la mesa el Gobierno español.

Sarkozy ha reaccionado a las palabras de Ghosn en la mañana de ayer. El presidente de Renault afirmó que la crisis de la industria 'todavía no ha tocado fondo' y que es más grave que la de 1993, en la que los mercados europeos cayeron un 16% pero vivieron un funcionamiento normal del mercado del crédito, algo que no sucede ahora.

Esta situación llevó al directivo a reclamar nuevas ayudas al Estado, sobre todo en el plano del crédito. Así, conjuntamente con PSA Peugeot Citroën, reclamó una financiación de dos o tres años con tasas de interés entre el 4% y el 5%, dado que, según sus datos, dos de cada tres coches se compran mediante crédito.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_