Fraude

Inverco considera que el inversor medio en España puede estar tranquilo ante la estafa Madoff

El director general de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), Angel Martínez Aldama, consideró que el inversor medio en España puede estar tranquilo sobre su patrimonio ante la estafa de Bernard L. Madoff.

"Para el inversor medio, la mayoría de inversores en España, no creo que haya ningún motivo de preocupación", a falta de una evaluación final de daños y perjuicios por parte de las instituciones competentes, dijo Martínez Aldama. Según explicó, los afectados por esta estafa son inversores institucionales o de banca privada, grandes fortunas, y "hasta ahora no da la impresión de que haya habido o vaya a haber una afectación significativa en los fondos distribuidos de forma minorista".

El director general de Inverco argumentó que los fondos de fondos de 'hedge funds' en España se han regulado hace año y medio y no representan una inversión superior a los 1.000 millones de euros en general. En este sentido, recalcó que, "suponiendo que hubiese un porcentaje mínimo afectado entre los inversores minoritarios, el impacto no podría ser relevante".

Asimismo, recordó que en España la legislación obliga a los 'hedge funds' a diversificar en al menos seis fondos dentro de un fondo de fondos, lo que podría minimizar significativamente el impacto de una exposición directa a la estafa de Madoff en caso de que se diera.

"Las exigencias de diversificación que establece la legislación española para fondos de fondos de 'hedge funds' impedirá que, en caso de que esta inversión haya existido, sea relevante, aunque habrá que esperar a que las entidades o los supervisores hagan las gestiones oportunas", insistió.

Por esta razón, estimó que "afortunadamente a los inversores medios estos temas les afectan poco, porque ya están bastante preocupados por otras cosas como para que inversiones a las que nunca tendrán acceso les afecten".

No obstante, reconoció que los miles de millones de dólares estafados por el inversor Bernard L. Madoff tienen efectos perniciosos sobre la confianza en el funcionamiento del sistema financiero internacional. "Esto no es bueno, está claro", dijo.