Crisis automovilística

Toyota suspende 'sine die' la entrada en funcionamiento de su nueva planta de EE UU

El grupo automovilístico japonés Toyota ha decidido suspender 'sine die' la entrada en funcionamiento de la planta que construye en Mississippi (Estados Unidos), como consecuencia de la fuerte caída de las ventas en el mercado norteamericano, informó hoy la empresa.

Esta nueva factoría debía producir la nueva generación del modelo híbrido 'Prius' a partir del año 2010. Toyota ya había modificado los planes de estas instalaciones, que en principio estaban concebidas para la fabricación de todoterrenos.

"Ante la incertidumbre del mercado, resulta imposible determinar cuándo comenzará la producción. Toyota continúa evaluando sus operaciones de forma global, y reducir la producción es necesario para adaptarse a la debilidad del mercado", señaló la empresa.

La multinacional nipona puntualizó que terminará la construcción de la fábrica, que está completada en un 90%, pero no instalará por el momento la maquinaria correspondiente, lo que traerá consigo el retraso de su entrada en funcionamiento.

Además, la compañía aseguró que los trabajadores que han sido contratados para la planta de Mississippi mantendrán sus empleos. Las ventas de Toyota en Estados Unidos cayeron un 34% durante el pasado mes de noviembre.