Tendencias

Los Reyes Magos pasan de largo en las empresas españolas

Las principales compañías del Ibex 35 no envían a sus empleados regalo o cesta de Navidad.

Los Reyes Magos pasan de largo en las empresas españolas
Los Reyes Magos pasan de largo en las empresas españolas

La tradición de dar regalos en Navidad es muy anterior a la propia Navidad. Ya varios siglos antes de Cristo, los romanos visitaban a sus familiares y amigos el día 1 de enero e intercambiaban presentes para desearse prosperidad. Han pasado 2000 años y hoy los niños -y los no tan niños- llegan a estas fechas deseando abrir los paquetes envueltos en papel de regalo y ver qué hay en su interior. Pero los empleados de las principales empresas españolas no comparten esa ilusión, porque la política empresarial de estas grandes compañías no permite que los Reyes Magos atraviesen sus puertas. Dan a sus empleados algún tipo de detalle económico, como un cheque regalo, pero la costumbre de enviar un obsequio o una cesta se ha perdido.

'Aquí no ha habido nunca ni regalo ni cesta; no existe tradición. Con la paga extra ya nos damos por felices', comentan en Iberia. 'En nuestra compañía nunca se les ha dado un obsequio a los empleados, pero no como consecuencia de la crisis, sino por política de empresa', cuentan en Iberdrola. Muchas de las principales compañías que cotizan en el Ibex 35 dan la misma respuesta: Acciona, BBVA, Santander, Popular, Ferrovial, Iberdrola, Iberia, Inditex, Indra, Repsol, Sacyr Vallehermoso o Telefónica no envían nada a sus empleados por la llegada de la Navidad. Aparte, claro, de la paga extra (u otro tipo de compensación económica) y de la celebración de una cena o copa en los distintos departamentos. El dinero, en general, ha sustituido al detalle.

Todas estas empresas subrayan que esta situación viene de lejos y no tiene nada que ver con la crisis. De momento, el sombrío panorama económico no está afectando a la tradición del regalo. En MRW, según explican, se mantiene el volumen de pedidos de años anteriores. 'La repercusión de la crisis incidirá más en la bajada de calidad o contenido de las cestas que en dejar de regalarlas', opinan en esta compañía de mensajería. Aunque algunas empresas sí han optado por una mayor austeridad. Las cenas y celebraciones del banco Santander, por ejemplo, se realizarán este año dentro de la ciudad financiera, y no en el exterior.

Los trabajadores prefieren un aumento de sueldo o flexibilidad horaria

Pese a todo, varias compañías aún ofrecen algún tipo de obsequio a sus empleados. Endesa regala cada año una flor de pascua; Mapfre, un lote de navidad con los productos típicos de estas fechas, además de un libro editado por la compañía; Gamesa ofrece tanto el lote con vino, embutido ibérico y otros elementos navideños como un pequeño detalle; e Inditex regala la cesta tradicional en todos los países donde está presente. Las empresas extranjeras con sede en España son algo más generosas. Ikea regala productos ibéricos y suecos con un envase original, la caja plana característica de la empresa; Microsoft, adaptado a las costumbres nacionales, envía un jamón; y Barclays entrega una cesta con alimentos. Pero son las empresas especializadas en productos navideños las que, lógicamente, más se dejan llevar por el espíritu de estas fechas. Freixenet regala un gran lote con, entre otras cosas, vino, cava, cristalería, jamón o aceite. Y Turrones El Lobo envía un surtido de turrón y una caja con botellas de vino.

No sólo las empresas han perdido el gusto por el obsequio. Los empleados también prefieren cosas más terrenales. La encuesta ¿Qué le pedirías a tu empresa por Navidad?, realizada por Adecco entre 500 empleados, revela que quieren un aumento de sueldo (46,6%), más flexibilidad horaria (20%), un programa de formación (15,7%) o un ascenso (10,6%). Sin embargo, no corren tiempos optimistas, y la mayoría opina que no logrará la mejora salarial que, para ellos, sería el mejor regalo navideño.

El gasto se reduce un 20%

Las empresas están reduciendo gastos para afrontar la posible recesión, y la Navidad no se ha quedado al mergen de sus programas de recortes. Un estudio del grupo Affirma estima que las compañías reducirán un 20% su gasto en regalos navideños para sus trabajadores. 'El volumen de obsequios y de eventos de empresas se reducirá, y los que se produzcan serán más ajustados de precio', asegura el informe.

El sector de regalos y cenas de empresa en esta época del año mueve anualmente cerca de 1.000 millones de euros, con un gasto medio por empleado de entre los 30 y los 50 euros.

Los regalos más habituales son las cestas y las botellas de cava o vino, que suponen cerca del 75% de este gasto. El 25% restante está compuesto por las habituales corbatas, perfumes, relojes, complementos de lujo, joyas y estilográficas.

Así, aunque las empresas más grandes parecen haberla desterrado como método de compensación, la cesta de Navidad sigue siendo uno de los incentivos preferidos por las compañías españolas. Según otro estudio, realizado por Ipsos en empresas con más de 50 empleados, el 66% aún opta prioritariamente por este sistema como método de compensación. El mismo informe revela que esta preferencia es mayor entre las empresas de tamaño medio.

La empresa Accor Services ha ideado este año una nueva fórmula de cesta navideña, la Delicard Gourmet. Se ofrece en forma de tarjeta regalo, y con ella el beneficiario puede personalizarse el contenido del regalo, eligiendo entre una variedad de productos gastronómicos que le será enviados a su domicilio.