Bolsa de Nueva York

Wall Street opta por la cautela hasta que se apruebe el rescate al sector motor

Jornada insulsa y ligeramente volátil en el parqué neoyorquino en la que los inversores optaron por mantener la precaución ante las turbulencias económicas y la negociación del plan rescate para el sector motor. Finalmente los índices se decantaron por las ganancias y el Dow Jones avanzó un 0,81%.

La Bolsa de Nueva York vivió una de esas sesiones de cautela y pocos cambios que la crisis ha hecho desaparecer. Aunque la volatilidad estuvo presente sobre el parqué, los índices no sufrieron cambios bruscos y se mantuvieron relativamente estables. A la espera de que el plan de rescate a los automóviles llegue a su fin, el Standard and Poors ganó un 1,19% hasta los 899 puntos, mientras que el selectivo tecnológico Nasdaq se apuntó un 1,17 %, cerrando la sesión en 1.565 puntos.

Wall Street cerró la sesión igual que la abrió, con ganancias cercanas al 1%, después de que los inversores recogieran beneficios durante la jornada de ayer. La tensa espera ante la confirmación del Congreso y del Senado de EE UU al rescate de las tres grandes empresas automotrices de Detroit, volvió a hacerse latente en el mercado, y los inversores navegaron sin rumbo durante gran parte de la jornada. Tan solo en los últimos compases, una pequeña ola compradora hizo repuntar a los índices.

La concesión definitiva de los 15.000 millones de dólares para Ford, Chrysler y General Motors, parece más cerca después que demócratas y Casa Blanca hayan llegado a un principio de acuerdo. Una vez alcanzado esto, el siguiente paso será la inmediata votación del proyecto de rescate en el Congreso y el Senado de EE UU. Según los analistas, la cautela y precaución durante la jornada de hoy se han podido deber a que los inversores dan casi por hecho que el rescate es inminente y se terminará aprobando.

Mientras tanto, el resto de sectores del tejido empresarial siguen sacando fuerzas de flaqueza para subsistir a la crisis. Hoy fue el turno para la fotográfica Kodak, quien recortó de forma muy amplia sus previsiones de beneficio para el ejercicio de 2008. Por su parte, Office Depot, anunció que cerrará 112 oficinas a lo largo de la geografía estadounidense con el objetivo de recortar algunos gastos.

Durante la jornada también se empezaron a conocer los efectos deficitarios del plan rescate, hasta noviembre, el déficit presupuestario de EE UU se disparó un 159% debido a las múltiples inyecciones económicas del Gobierno en varias empresas.

Entre los valores destacados, cabe resaltar a la empresa de aluminio Alcoa, que fue la mejor del Dow Jones con una subida del 6,81%. Home Depot fue la segunda mejor al apuntarse un 4,7% y Chevron ganó un 3,81% animada por la subida del precio del crudo. Las peores volvieron a ser la entidades financieras, american Express cedió un 7,43%, Citigroup un 2,8% y Bank Of America un 1,5%.

El mercado de futuros del petróleo Texas, de referencia en EE UU, se llevó hoy una importante alegría al subir las reservas del país en 400.000 barriles y lo celebró con una gran subida del 4% que deja el precio del crudo en torno a los 44 dólares por barril.