Calificación de deuda

Fitch baja los 'rating' de Guipuzcoano por el deterioro económico e inmobiliario en España

Fitch ha recortado los 'rating' de Banco Guipuzcoano y los ha situado bajo perspectiva negativa por el debilitamiento de la calidad de sus activos en el contexto del deterioro económico e inmobiliario en España, según informó hoy la agencia de calificación crediticia.

Concretamente, Fitch ha rebajado de 'A' hasta 'A-' el 'rating' a largo plazo, de 'F1' a 'F2' el correspondiente al corto plazo, y de 'B/C' a 'C' el rating individual de la entidad, mientras sitúa su perspectiva en negativa, desde estable.

La agencia de calificación crediticia recalca que se han acelerado el número de quiebras en reestructuraciones de deuda en el sector inmobiliario desde el pasado verano, y ve probable que la rentabilidad y calidad de activos de la entidad se sitúen bajo presión en este complejo entorno operativo.

Para Fitch, el principal reto al que se enfrenta Guipuzcoano procede de su cartera crediticia, ya que el fuerte crecimiento registrado en los últimos cuatro años elevó su exposición a los sectores inmobiliarios y de la construcción hasta el 32% del total de créditos a finales del tercer trimestre del ejercicio 2008.

A su parecer, este porcentaje "representa un riesgo, dada la abrupta desaceleración en la economía española y el mercado de la vivienda".

No obstante, la firma recalca que Guipuzcoano se beneficia de su buena red comercial en una de las regiones más saneadas de España, que le proporciona una base de depósitos estable, junto a su buena gestión y niveles de capitalización aceptables.