Wall Street

Los inversores recogen beneficios a la espera del rescate al sector motor

Tras dos jornadas consecutivas de importantes avances, Nueva York se decantó por tendencia bajista y se reajustó con una caída del 2,72%. La sesión volvió a discurrir con el culebrón del rescate al sector motor de fondo, que apoyado especialmente por los demócratas parece estar viviendo sus últimas horas.

Sesión de recortes significativos en Wall Street, los principales índices de EE UU cerraron la jornada con pérdidas y tiraron por tierra casi todas las ganancias de la jornada del lunes. El Dow Jones cedió un 2,72% quedando en los 8.691 puntos, mientras que el Standard and Poors 500 cayó un 2,31% en cerró la sesión en los 888 puntos. El selectivo tecnológico Nasdaq fue el único que operó durante gran parte del día en positivo, si bien terminó contagiándose de la corriente bajista y perdiendo un 1,55%

La concesión de la una nueva línea de crédito para los fabricantes de automóviles va camino de convertirse en un factor permanente dentro del comportamiento del mercado. La maltrecha situación de las tres grandes de Detroit y la falta de entendimiento de las fuerzas políticas para conceder el préstamo, está desesperando tanto a las propias empresas como a los inversores, que desconfían del futuro de las compañías que hasta hace meses eran las más fuertes del país. General Motors perdió un 4,67%.

Según algunos analistas, el cruce de opiniones y declaraciones contradictorias al respecto, introduce en el mercado una incertidumbre que se traduce en órdenes de venta. Las ganas finiquitar el asunto de los demócratas y del presidente electo, Barack Obama, chocan de lleno con la reticencia y el escepticismo de los republicanos. A lo largo de la jornada, tanto la Fed, como la Casa Blanca se mostraron reacios a la concesión de los 15.000 millones de dólares pactados. Un sentimiento que parece extenderse a lo largo del territorio norteamericano, después de la publicación de una encuesta que muestras una mayoría del 54% en contra de la ayuda.

DOW JONES 29.186,27 -0,03%

El resto del tejido empresarial sigue en problemas y anunciando nuevos despidos, hoy fue el turno para la logística Fedex y Texas Instruments, quienes recortaron su previsiones de beneficio para final de año. No todo son malas noticias, la caída de los tipos de interés está reactivando el mercado inmobiliario, si la semana pasada la petición de hipotecas se disparó, en esta ocasión fue la venta de viviendas pendientes el dato que mejoró con respecto al pasado mes.

El sector tecnológico y las empresas del Nasdaq fueron las que mejor paradas salieron de la jornada, la empresa de procesadores Intel fue la mejor del Dow Jones y se apuntó un avance del 2,58%. La segunda mejor fue Citigroup, que ganó un 0,83%. En el plano negativo, recogida de beneficios en JP Morgan Chase, que cedió un 6,93%, le siguieron General Electric, que perdió un 5,83% y le empresa de entretenimiento Walt Disney, que restó un 5,58%.

El mercado de futuros del petróleo Texas, de referencia en EE UU, sigue con tendencia a la baja y hoy se depreció un 3,8%, cerrando la sesión con un precio de 42 dólares por barril.