Nueva estrategia

Caixanova reorienta el negocio de 170 oficinas fuera de Galicia

Caixanova ha decidido reorganizar la actividad que desarrolla en las 170 oficinas que tiene fuera de Galicia y que representan el 30% de su red comercial. Las sucursales, que actualmente están orientadas a captar negocio de empresas, se enfocarán además a hacer banca universal.

Toda estrategia es poca para aumentar el volumen en estos tiempos de crisis. Desde que en el año 2002 Caixanova presentara un plan de expansión, el modelo de crecimiento fuera de Galicia de la caja con sede en Vigo ha estado enfocado a la especialización en el segmento de las pymes.

Actualmente, Caixanova cuenta con 170 oficinas fuera de la región, lo que representa casi el 30% de su red comercial, y todas ellas disponen, desde sus inicios, de gestores especializados en el área de empresas. La entidad, sin embargo, ha decidido reorganizar este modelo y abrirlo a la banca universal con objeto de ampliar también su base de clientes particulares.

Este rediseño de estrategia también afectará a las sucursales fuera de España. Caixanova cuenta con tres oficinas operativas en Portugal, dos en Suiza, y una en Francia, Alemania, Reino Unido, México, Venezuela, Brasil y Argentina. Además, tiene también una sucursal en Miami con capacidad de captar depósitos que está sirviendo de base para la apertura de una red en Estados Unidos con presencia en Nueva York, Chicago, Houston y Los Ángeles.

A parte de estos planes, que siguen su curso, Caixanova no prevé inaugurar nuevas sucursales en 2009, cerrando de este modo el plan de expansión. La entidad se volcará ahora en la consolidación de las mismas.

Para el próximo ejercicio, la caja se ha comprometido a destinar 1.800 millones para la financiación de empresas. El 64% de su cartera crediticia pertenece a este segmento.

La entidad aumenta un 10% el crédito

La caja gallega ha sido una de las más activas en la financiación de empresas y familias. Con datos a mes de octubre, Caixanova ha crecido un 10,1% en inversión crediticia, al tiempo que sigue siendo una de las firmas de ahorro con menor morosidad del sector, un 2,59%.

La entidad también ha crecido mucho en depósitos a plazo fijo, con un ritmo del 26,4%, frente a la subida más modesta del 7,6% en recursos ajenos. El volumen de negocio gestionado asciende en los 10 primeros meses del año a casi 41.000 millones de euros, lo que representa un alza del 5,5%.

Tras destinar 88,5 millones de euros al saneamiento de la inversión crediticia, Caixanova alcanza un beneficio en este periodo de 120 millones de euros, sin haber realizado en este periodo ninguna operación generadora de resultados extraordinarios.

Caixanova ha presentado recientemente en la Dirección General del Tesoro la solicitud para acogerse al Plan de Acción Concertada de los países de la zona euro a través del aval del Estado para emitir obligaciones simples.