Mercados

Wall Street rebota en una jornada negra en Europa

Los pésimos datos de paro de noviembre en Estados Unidos desatan las ventas y el Ibex cae el 3,9%. El Dow Jones rebotó el 3,09% pero dejó la caída semanal en el 2,19%.

Los 9.000 puntos quedarán para una mejor ocasión, después de que el pésimo dato de desempleo en Estados Unidos conocido el viernes terminara de echar por tierra cualquier esperanza de recuperación. En octubre, se destruyeron 533.000 puestos de trabajo al otro lado del Atlántico, una cifra muy superior a la pérdida de 335.000 empleos esperada por el mercado y que, de hecho, tiene el dudoso honor de ser el peor dato desde 1974. Su tasa de paro alcanza ya el 6,7%, frente al 6,5% de octubre.

El dato, que aporta renovadas pruebas del cada vez más veloz deterioro en la mayor economía del mundo, se conoció a las 14.30 (hora española), y sumió en la más profunda depresión a unas Bolsas que ya habían comenzado la sesión en negativo.

'El dato es muy malo y hubiera llevado a tasas de paro superiores de no ser por los movimientos de población activa', advierte en un informe Beatriz Tejero, analista de Ibersecurities. Paradójicamente, Wall Street registró fuerte alzas el viernes, pero estas fueron incapaces de evitar las pérdidas semanales. El S&P, pese a sumar un 3,64%, bajó un 2,26% en los cinco días; el Dow ganó el 3,09% y se dejó un 2,19% semanal; y el Nasdaq subió el 4,4% pero cayó el 0,67% en cinco sesiones.

En Europa, donde se esperaba con ansiedad la decisión de Jean-Claude Trichet sobre los tipos de interés, se cumplió a la perfección el famoso refrán: 'Compra con el rumor y vende con la noticia'. De esta forma, el agresivo recorte del precio del dinero de 75 puntos básicos hasta el 2,5%, efectuado por el Banco Central Europeo (BCE) el jueves, fue el catalizador de las bajadas. No obstante, es cierto que la mayor parte de los parqués había vivido su mejor semana del año entre el 24 y el 28 de noviembre. El Ibex, por ejemplo, sumó un 11,74%.

Lo positivo es que el selectivo español puede presumir, dentro del desastre generalizado, de ser el mejor. Perdió un 4,71% en los últimos cinco días tras ceder un 3,9% el viernes, hasta los 8.491,2 puntos, frente a la bajada semanal del 5,57% del Ftse británico, del 8,42% del Cac francés y del 6,17% del Dax alemán. El Euro Stoxx 50, por su parte, cayó un 7,33%.

En plena lluvia de previsiones de cara al próximo año, Goldman Sachs augura una gran recuperación de la renta variable en algún momento de 2009, si bien advierte que los riesgos de corto plazo pueden conducir a más caídas en medio de un panorama extremadamente volátil. De hecho, este factor continuó siendo uno de los elementos más relevantes del mercado en la semana. Por ejemplo, del mínimo al máximo semanal, el Ibex 35 osciló nada menos que 817 puntos, y los analistas técnicos señalan que, tras este convulso comportamiento, al menos ha dejado marcada a fuego su resistencia de corto plazo: los 9.113 puntos, el máximo intradía que alcanzó el pasado jueves. El soporte más poderoso del índice continúa siendo su mínimo anual intradía en los 7.737 puntos.

Movimientos erráticos

El mayor problema para operar radica en el poco dinero que está moviéndose en las últimas sesiones y en que no existen inversores finales, lo que da lugar a movimientos extremadamente erráticos, según los expertos. El viernes, por ejemplo, se movieron tan sólo 2.496,3 millones de euros en el mercado continuo, un 31,8% menos que la media correspondiente al mes de noviembre.

Por valores, sólo cinco del Ibex -Telecinco (9,1%), Acerinox (3,89%), Endesa (2,65%), Acciona (1,62%) y Unión Fenosa (0,35%)- pudieron concluir la semana con avances. La escalada de la cadena de televisión se debió principalmente a su elevada rentabilidad por dividendo, según en un informe Jesús Domínguez, de Ibersecurities. Sin embargo, el experto advierte que su remuneración a los accionistas irá a la baja en los próximos años y aconseja vender, pues considera su reciente escalada como 'una buena oportunidad de salida'. En el otro lado de la balanza estuvieron Gas Natural (-11,78%), Bankinter (-11,56%) y Banco Popular (-10,10%).

La recesión mina al sector de petróleo y materias primas

El derrumbe del precio del petróleo ha pasado factura esta semana a la cotización de las petroleras y de las compañías del sector de materias primas, sin duda las más damnificadas en el balance semanal.

El índice europeo de compañías de petróleo y gas perdió en la sesión del viernes el 7,6%, casi a la par del descenso de las compañías de materias primas, que han retrocedido en la semana el 23%, con lo que sin duda se apuntan el peor balance sectorial.

La crisis económica declarada a nivel mundial ha recortado la demanda de materias primas y ha echado por tierra la cotización en Bolsa de las compañías europeas del sector, que pierden en el año casi el 70% de su valor, por delante incluso del duro castigo sufrido por los bancos, afectados de lleno por la crisis financiera.

Reflejo de la profundidad de la crisis, el precio del barril de petróleo Brent se ha derrumbado esta semana el 25% y ha retrocedido a los niveles más bajos de los últimos cuatro años, hasta caer por debajo de 40 dólares.

Las bajadas de tipos debilitan a la libra

La semana ha sido convulsa en el frente macroeconómico, con las referencias de los recortes históricos de tipos de interés del Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo y desalentador dato de desempleo en Estados Unidos en noviembre. Sin embargo, el dólar no se resintió de este último indicador y consiguió recuperar el viernes un poco del terreno perdido durante las jornadas anteriores frente al euro. Así, la divisa comunitaria cedió el 1% frente al billete verde, que recuperó el nivel de las 1,26 unidades por euro.

La divisa europea también puso freno el viernes a su arrolladora marcha sobre la libra, que se ha depreciado en el año alrededor del 15% frente al euro y que marcó el jueves un mínimo histórico intradía en los 1,1461 euros por unidad después del recorte de tipos de un punto porcentual anunciado por el Banco de Inglaterra, hasta el 2%, el nivel más bajo desde el año 1951. La libra consiguió recuperar el 0,5% en la jornada del viernes y asentarse en el nivel de 1,15 euros.

El análisis

Las perspectivas de Morgan Stanley

Esperar la vuelta alcista. 'Hay que mantenerse pacientes hasta que empiece el próximo mercado alcista, algo que puede ocurrir en la segunda mitad de 2009, pero no antes', explica en un informe Teun Draaisma, estratega jefe para Europa de Morgan Stanley

Posible corrección previa. Draaisma advierte que antes de la recuperación podría verse una caída adicional del 34%, según el escenario más oscuro.