Junta extraordinaria de accionistas de Prisa

Cebrián anuncia que 2008 será un ejercicio récord para el grupo

El consejero delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, avanzó el viernes que el grupo registrará este año cifras récord de facturación y beneficio operativo, si bien advirtió de la necesidad de recortar los costes un 5% en 2009.

El consejero delegado y nuevo presidente de la comisión ejecutiva del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, lanzó un mensaje de confianza durante su intervención ante la junta general extraordinaria de accionistas, celebrada el viernes en Madrid. El directivo resaltó la 'fortaleza' de la empresa, 'capaz de resistir la crisis como ninguna otra del sector'. Cebrián explicó que todas sus actividades en 24 países son rentables y que éste será un ejercicio récord. 'Esperamos cerrar este año con una facturación cercana a los 4.000 millones de euros y un Ebitda de más de 900 millones', anunció. Y añadió: 'En todos los rubros, facturación, Ebitda y Ebit, y pese a la profundidad de la crisis, Prisa batirá nuevamente récords históricos'.

Pese a la gravedad de la coyuntura económica, Cebrián aseguró que las cifras para 2009 son 'igualmente promisorias'. La compañía prevé un descenso de apenas el 2% en los ingresos y el mantenimiento de los actuales márgenes de explotación. Esta fortaleza será posible gracias al efecto del negocio radiofónico en Latinoamérica y el crecimiento de Cuatro, la cadena de televisión, que compensan la caída del negocio publicitario en el mercado doméstico.

Cebrián, no obstante, avisó de que 'sería un error menospreciar la profundidad y seriedad de la crisis, que no es coyuntural'. Así, aseguró que es necesario 'acometer medidas de austeridad y ahorro, con recortes sustanciales del gasto'. El consejero delegado anunció que ha propuesto al consejo que Prisa no pague dividendo con cargo al ejercicio actual. Además, quedarán congelados los salarios de los ejecutivos y directivos por encima de los 80.000 euros de sueldo bruto anual, se revisará el consumo de materias primas y cesarán las operaciones en pérdida que no sean estratégicas.

PRISA 1,36 -0,29%

Prisa seguirá con el proceso de desinversión en filiales, 'estableciendo alianzas y compromisos ya ensayados en Unión Radio', cuando se dio entrada a 3i, que invertirá 225 millones para alcanzar el 16,2% del capital. En conjunto, Prisa espera lograr un recorte del gasto corriente del 5%, con 'especial control' de los gastos fijos 'y sin dañar la calidad de los productos'. 'No queremos que un plan de ahorro coyuntural perjudique el futuro de nuestra sociedad, cuyo éxito está basado en la excelencia de los contenidos que genera', explicó.

Cebrián anunció también una reorganización de la gestión del grupo, con un responsable único al frente de cada división, 'con políticas integradas a nivel corporativo y reducción de gastos suntuarios e improductivos'. En su opinión, estos planes se verán facilitados por la fusión de Sogecable y Prisa. En este sentido, espera obtener 'considerables ahorros' con el establecimiento de un solo centro corporativo, la desaparición de duplicaciones en los órganos de gestión y el impulso de las sinergias en las actividades audiovisuales.

La estrategia, afirmó, 'se basa en el desarrollo y el crecimiento en el mercado audiovisual y la expansión en los territorios lusófonos' tras los éxitos cosechados en Brasil por la división educativa.

En contra de los 'intervencionismos innecesarios'

Juan Luis Cebrián se mostró 'escéptico' durante su discurso ante las demandas de 'algunos colegas', que reclaman que los Gobiernos lancen planes de salvamento o 'provean de milagrosos paracaídas a empresas como las nuestras'. Por ello, el consejero delegado aseguró que 'el rol fundamental' que los medios de comunicación desempeñan en la democracia 'no precisa tanto de apoyos gubernamentales como de la desaparición de obstáculos e intervencionismos innecesarios'. En este sentido, defendió que 'la mejor ayuda' sería implantar el IVA cero para los periódicos o coordinar las políticas educativas, cuya fragmentación obliga a inversiones costosas e improductivas.

Cebrián pidió también que se elimine 'por completo' la financiación publicitaria de las televisiones públicas, tanto estatales como autonómicas, y que se limiten 'sus abusos presupuestarios en la concurrencia a la compra de derechos audiovisuales'. Además, el consejero delegado solicitó que se implante la 'transparencia en la comercialización de las retransmisiones deportivas', que no se pretenda 'dar lecciones a Europa adelantando el llamado apagón analógico dos años antes que el resto de países de la Unión Europea'; renunciar al 'clientelismo' en la concesión de licencias de radio y televisión a través del 'establecimiento de métodos y criterios objetivos al margen de la orientación editorial de los solicitantes', o decretar el régimen de reciprocidad con nuestro país para inversiones extranjeras. æpermil;stas son medidas, según Cebrián, que pueden hacerse 'en muy poco tiempo y prácticamente sin merma al erario público', de cuya introducción se derivarían 'casi de inmediato efectos beneficiosos para el desarrollo de las empresas, la supervivencia de muchas de ellas y el mantenimiento de los empleos'.